México. Las autoridades financieras mexicanas descartaron hoy que la caída de los precios internacionales del crudo y la volatilidad en el mercado de divisas afecten las finanzas públicas en 2015 y al sistema bancario del país.

El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero de México afirmó que las coberturas petroleras que garantizan el precio del crudo mexicano en US$79 "permitirán mitigar los efectos de esta caída sobre la balanza de pagos y las finanzas públicas de México durante el próximo año".

Asimismo, señaló que la volatilidad en la cotización del peso mexicano frente al dólar "no representa un riesgo directo para la solvencia o liquidez de las instituciones bancarias en México" gracias a las medidas a las que está sujeta la banca en su posición respecto a la moneda extranjera.

Los miembros del Consejo, encabezado por secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, resaltaron la necesidad de mantener la disciplina fiscal y monetaria "como sustento de la estabilidad macroeconómica en el mediano y largo plazo".

El organismo destacó que el sistema bancario en su conjunto mantendría sus niveles de capital "por encima del mínimo regulatorio incluso bajo escenarios adversos extremos".

Asimismo, respaldó la propuesta de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de alinear "las normas de capital y liquidez adoptadas por México a los estándares internacionales definidos por el Comité de Basilea".

También indicó que la acumulación de reservas internacionales en los últimos años, que sumaban US$192.365 millones al viernes pasado, y la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional por unos US$70.000 millones, "forman parte de las políticas encaminadas a disminuir la incertidumbre que enfrentan los participantes en los mercados financieros".

Añadió que la línea de crédito del FMI es una señal que se envía a los mercados financieros sobre la fortaleza del marco macroeconómico vigente en el país.