Ciudad de México. La tasa de desempleo en el país se ubicó en 4,3% de la población económicamente activa (PEA) en febrero de este año, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Con esto, la desocupación se ubicó en su menor nivel desde 2009 para un segundo mes de año.

Las cifras del INEGI señalan que la subocupación, es decir la necesidad que tienen los trabajadores de laborar más horas, descendió a 8,1% de la población ocupada en febrero, desde un 8,2% en igual mes de 2014.

De acuerdo con Carlos González, economista del grupo financiero Scotiabank, la baja en el desempleo coincide con la generación del empleo formal, “ya que en el mismo mes el número de trabajadores afiliados al IMSS mostró un aumento mensual de 133 mil 691 puestos de trabajo frente a 125 mil 559 de un año antes”.

Entre tanto, la informalidad laboral, es decir, aquellos que trabajan en unidades económicas no registradas y/o no tienen acceso a las prestaciones laborales legales, llegó a 57,5% de los ocupados en el país, cifra similar al 57.4 por ciento de febrero de 2014.

Sobre este tema Joan Eric Domene, analista del banco Invex, sugirió que espera un mayor crecimiento económico en el país, lo cual detonará en mayor medida el empleo formal.

“Los subíndices de informalidad dentro de la población ocupada continúan con una tendencia a la baja, pese al ligero repunte de ocupación en el sector informal en febrero, lo que sugiere una transición hacia el mercado laboral formal en los últimos meses”, añadió Domene.

En resultados de otros indicadores dados a conocer por el INEGI, la tasa de trabajo asalariado, es decir el porcentaje de la población ocupada que recibe un pago, ya sea monetario o en especie, aumentó de 63,6% en febrero de 2014 a 64,5% en el mismo mes de 2015.

Mientras que la tasa de condiciones críticas de ocupación, es decir aquella población ocupada que trabaja más de 48 horas a la semana pero gana hasta dos salarios mínimos, llegó a 12,3% en el segundo mes del año, desde un 11,4% en igual mes de 2014.