Ciudad de México. El Banco de México estima que para diciembre de 2018 los saldos requeridos de billetes y monedas en el país serán alrededor de 46 por ciento mayores a los observados en diciembre de 2014, lo que constituye una de las razones por las que construirá una nueva fábrica de billetes.

Banxico expuso que la nueva factoría busca asegurar la provisión de moneda nacional al país en el largo plazo, pero también “mitigar los riesgos de tener concentrada la producción nacional de billetes en un solo sitio, por ejemplo: los relacionados con inundación, sismo, epidemia, fallas prolongadas de energía eléctrica, imposibilidad de acceso a las instalaciones, entre otros”.

Cabe destacar que la nueva fábrica de billetes creará 205 empleos, lo que significa que con la inversión total de dos mil 980 millones de pesos, el banco destina 14.5 millones de pesos para generar cada una de las nuevas fuentes laborales.

En un informe, el instituto central argumentó que decidió construir su nueva planta en el municipio de El Salto, Jalisco, porque es una región con alta demanda de efectivo y cuenta con infraestructura aeroportuaria y carretera para mantener un contacto eficiente con la Ciudad de México; lo que permitirá garantizar el abasto de todos los insumos, tanto nacionales como internacionales.

Asimismo en ese lugar el Banco de México tiene una de sus siete cajas regionales, con lo que habría sinergias en el proceso de provisión de moneda a la economía nacional.

Banxico detalló que de enero de 2001 a diciembre de 2014, la cantidad de billetes en circulación se triplicó, pasando de mil 203.8 a tres mil 804.9 millones de piezas, con una tasa de crecimiento anual promedio de 7.5 por ciento.