Los riesgos de inflación en México son benignos y el crecimiento económico del país este año rebasará expectativas previas, superando a Brasil, pronosticó este lunes el Fondo Monetario Internacional.

En sus más recientes proyecciones económicas mundiales, el organismo pronosticó que el Producto Interno Bruto (PIB) de la segunda economía de Latinoamérica podría expandirse 4,6% en 2011.

La cifra es 0,4 puntos porcentuales mayor que lo que el FMI pronosticó para México en sus estimaciones del 25 de enero y es 0,7 puntos porcentuales superior a sus proyecciones de octubre.

El nuevo pronóstico del FMI se compara con el de una expansión del 4,5% para Brasil, aunque el organismo destacó que el desempeño de México estará vinculado estrechamente a Estados Unidos, a donde envía 80% de sus exportaciones.

Las estimaciones del FMI se conocen después de que la Secretaría de Hacienda de México dijera que el crecimiento en 2011 podría incluso superar el máximo de diez años del 5,5% registrado el año pasado, y funcionarios se han mostrado cada vez más optimistas en semanas recientes.

El FMI dijo que los crecientes precios de las materias primas están acelerando la inflación en muchos países latinoamericanos, pero destacó que México no está enfrentando "presiones de sobrecalentamiento" y estimó que la tendencia alcista sobre los precios se moderaría en los próximos dos años.

"En México, Rusia y Turquía la producción es apreciablemente menor que las tendencias previas a la crisis", dijo el FMI.

La inflación de México se desaceleró en marzo a su nivel más bajo en casi cinco años, ubicándose en el 3%.

Tras alcanzar un promedio del 4,2% en 2010, la inflación anual se desaceleraría a 3,6% este año y a 3,1% en 2012, estimó el FMI.

El Fondo pronosticó además que la tasa de desempleo bajaría a un 4,5% este año desde el 5,4%registrado en el 2010 y a un 3,9% en el 2012, cuando la economía mexicana crecería un 4,0%.