La inflación de México se mantuvo relativamente estable durante la primera mitad de diciembre al avanzar 0,41% en el mes, a una tasa anual de 4,19%, informó esta mañana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

La tasa anual vio un ligero repunte frente al 4,18% de la segunda mitad de noviembre, con lo que la inflación acumula dos quincenas de aumentos.

La inflación subyacente, que elimina productos de alta volatilidad y concertados por el gobierno, se ubicó en 0,21% en el periodo y 3,26% a tasa anual.

Al interior de ésta, el componente de mercancías avanzó 0,2% y el de servicios, 0,22% en la quincena.

Mientras que el subíndice no subyacente, que incluye productos agropecuarios y energéticos, avanzó 1,04% en los primeros días del mes a una tasa anual de 7,11%. Los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se incrementaron en 0,20% durante el periodo, mientras que el precio de los agropecuarios avanzó 2,44%.

Los productos que tuvieron mayor incidencia en la inflación fueron el jitomate, el transporte aéreo, los servicios turísticos en paquete, la calabacita y la carne de res.