El gasto en inversión física del gobierno federal llegó a 822 mil 635 millones de pesos en 2014, el monto más alto en la historia, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La tasa de crecimiento de la inversión presupuestal fue de 7,5% respecto al valor registrado en 2013, y fue la mayor expansión de los últimos cinco años, cuando en 2010 creció 8,8% en términos reales frente al mismo gasto registrado en 2009.

Los sectores que tuvieron mayores incrementos al interior de la inversión en 2014 fueron Comunicaciones y transportes, con un alza de 19%; y el de Agua potable y alcantarillado, con una expansión de 12% real frente a 2013.

En cambio, las caídas más significativas estuvieron en los sectores de Educación y Salud, donde la inversión en el primero fue de 15 mil 593 millones de pesos en 2014 e implicó una contracción de 20,2% en términos reales frente al gasto ejercido en 2013; en tanto que la inversión en salud fue de 10 mil 323 millones de pesos el año pasado, con lo cual decreció 6,2%.

Cabe resaltar que en el sector salud, la inversión física presupuestal viene cayendo desde hace cuatro años, donde en 2011 decreció 43,3%, en 2012 lo hizo en una tasa de 1%; en 2013 cayó 45,2% en términos reales.

Antonio Castro, director general de Capem-Oxford, explicó a Excélsior que las bajas en las inversiones en educación y salud se deben a reajustes presupuestales que está realizando el gobierno, ya que “ahora la prioridad es ampliar las inversiones en el sector energético, por lo que otros rubros tuvieron que ser ajustados para llevar acabo la gran apuesta económica de este sexenio”.

Por funciones

El gobierno federal también realiza la clasificación del gasto público por funciones, donde las divide en gobierno, desarrollo social y en desarrollo económico.

En este sentido, la función que presentó una mayor expansión en cuanto a inversión fue la de gobierno, al pasar de 21 mil 252 millones de pesos a 58 mil 589 millones de pesos, un incremento de 165% en términos reales.

Este crecimiento vertiginoso se dio después que la inversión en dicha función se contrajera durante dos años consecutivos, ya que 2012 y 2013, varió negativamente en términos reales en una tasa de 1,5% y de 34,1%, respectivamente.

El fuerte incremento de la función gobierno se debió al fuerte ajuste que hubo en el rubro Asuntos financieros y haciendarios, que pasó de un presupuesto de 70,8 millones de pesos en 2013 a 27 mil 113 millones el año pasado.

La función de desarrollo económico tuvo una alza anual de 7,6% en términos reales en 2014, ya que llegó a un monto de inversión de 514 mil 598 millones de pesos.

En cambio, la función de desarrollo social vio caer su inversión física en una tasa de real de 5,7%, donde fueron considerables las caídas en el rubro de vivienda y servicios a la comunidad, de 6,8%, y de protección social, con 57,5%.