En el 2014, el 48,3% del Producto Interno Bruto en México (PIB) fue producido por las Sociedades no financieras y el 32,6% por los Hogares, de acuerdo con las Cuentas por Sectores Institucionales presentadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Después de las sociedades no financieras y los hogares, les siguieron el Gobierno general con 9.2%, las Sociedades financieras 3.6% y las Instituciones Sin Fines de Lucro que Sirven a los Hogares (ISFLSH) con 1%.

“Las Sociedades no financieras realizaron el 59,7% de la inversión bruta fija del país, los Hogares contribuyeron con 28,1%, el Gobierno general 11,4%, las ISFLSH 0.5% y las Sociedades financieras 0,3%”, detalló el INEGI en el comunicado.

Para financiar sus gastos en inversión bruta, las Sociedades no financieras incurrieron en un endeudamiento neto equivalente al 6,7% del PIB y el Gobierno general, por su parte, reportó requerimientos de financiamiento equivalentes al 0,5%, en 2014. Las Sociedades financieras, cumpliendo su función de oferentes de recursos para el financiamiento de la actividad productiva, colocaron recursos netos equivalentes al 3,4%; los Hogares llevaron a cabo gastos en inversión bruta menores a sus recursos disponibles (ahorro bruto) en 1,3%; y las ISFLSH generaron préstamos netos por 0,6% del PIB.

Durante 2014 la economía incrementó el valor neto de sus activos en 5,4%, para cerrar el año con activos equivalentes a 76.733.809 millones de pesos. De dichos activos los Sectores Institucionales que concentraron su posesión fueron los Hogares, las Sociedades no financieras y el Gobierno general con activos correspondientes al 36,4%, 28,8% y 23,7% del valor total de los activos.