A pesar de que los ingresos tributarios del gobierno federal reportaron un crecimiento real de 22,9% durante enero, con importantes aumentos en la recaudación de los rubros donde hubo cambios como parte de la reforma hacendaria, Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda, explicó que la recaudación que se registró durante enero corresponde a la actividad económica que se generó en diciembre.

En conferencia de prensa el funcionario aclaró que el impacto de los nuevos impuestos se verá reflejado en los resultados de febrero.

“Lo que se recauda en enero, en su gran mayoría son conceptos que se causaron en diciembre, es decir, lo que vamos a ver en recaudación en este año con la nueva estructura impositiva a la Tesorería de la Federación en su gran mayoría será a partir de febrero (…) Lo que hoy vemos es que básicamente (los ingresos) están evolucionando como se había pronosticado”, explicó el subsecretario.

Así, en enero los ingresos tributarios del gobierno federal (que no incluyen petroleros) se ubicaron en 209.059 millones de pesos (US$15.772 millones), respecto a los 162.808 millones (US$12.282 millones) que se recaudaron en el mismo mes del 2013.

En el “Informe de finanzas públicas y la deuda pública”, la Secretaría de Hacienda detalló que el ingreso por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) fue 12.4% superior en enero respecto al mismo periodo del 2013, al pasar de 59.029 millones de pesos (US$4.453 millones) a 69.305 millones de pesos (US$5.228 millones) , que sería un efecto inmediato de la homologación de la tasa de 16% de IVA en las fronteras, aunque Aportela no coincidió con este planteamiento.

Por concepto del Impuesto Sobre la Renta (ISR) se obtuvo una recaudación 26,3% mayor respecto del mismo lapso del 2013, al pasar de 91.620 millones de pesos (US$6.912 millones) en enero del 2013 a 120.905 millones de pesos (US$9.121 millones) en el primer mes del año.

El mayor incremento se registró en la recaudación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), de 79,5%, cuya recaudación pasó de 7.461 millones de pesos (US$562,8 millones), en enero del 2013, a 13.991 millones de pesos (US$1.055 millones) en este primer mes. Allí se verían los primeros efectos del impuesto especial a los alimentos con alto contenido de carbohidratos.

En su conjunto, durante este primer mes los ingresos presupuestarios del sector público ascendieron a 362.830 millones de pesos (US$27.373 millones) , esto es 11.1% mayor a la recaudación registrada en el mismo periodo del año anterior, cuando ingresaron 312.545 millones de pesos (US$23.579 millones) a las arcas públicas.

En cuanto a los ingresos petroleros -que comprenden los que genera Pemex, el IEPS de gasolinas y diésel, los derechos sobre hidrocarburos y el impuesto a los rendimientos petroleros-estos resultaron inferiores en 0.5% en términos reales respecto a los del mismo periodo del 2013.

“Este resultado se explica por el menor precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo y por la menor producción de petróleo y gas natural en 1,8 y 2,6%, respectivamente, efectos que se compensan parcialmente con el mayor precio de gas natural en 3,2% en el lapso referido”, explicó la dependencia.

Gasto para promover inversión. En el reporte se detalla que durante enero del 2014 el gasto neto presupuestario del sector público ascendió a 368.000 millones de pesos, lo que significa un crecimiento de 19,8% comparado con los 294.051 millones de pesos registrados en el mismo mes del año anterior.

La SHCP destaca que en particular sobresale el dinamismo de ramos y entidades como Comunicaciones y Transportes, Sagarpa, Turismo, Conacyt, Pemex, Hacienda y Desarrollo Social, que registraron crecimientos muy significativos en términos reales.

“Tenemos una meta muy precisa de contener el gasto corriente durante todo el ejercicio fiscal y remarcar que los crecimientos en el gasto durante este primer mes se están dando en los sectores que van a promover la inversión y que van a permitir un crecimiento en la economía”, declaró Fernando Galindo Favela, subsecretario de Egresos de la dependencia.

De acuerdo con Hacienda en enero el balance público registró un déficit de 4.900 millones de pesos; asimismo, el balance primario presenta un superávit de 19.500 millones de pesos. “Si se excluye la inversión de Pemex, el balance público presenta un superávit de 37.600 millones de pesos”.