Ciudad de México.  Sí, pese a que la volatilidad en el tipo de cambio permanecerá por lo menos durante el primer semestre del año, de acuerdo con líderes empresariales.

"El país logrará mantener una inflación baja y detonar un crecimiento económico cercano a tres por ciento durante este año”, comentaron.

Luego de una reunión privada con el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, indicó que no existen elementos para que la inflación crezca más allá de tres por ciento ni para que el crecimiento de la economía se detenga.

"México es una de las economías que mayor fortaleza tiene para mitigar los efectos de la volatilidad en el tipo de cambio. Si nos comparamos con otros países menos abiertos, se ha aguantado el temporal lo mejor posible”.

Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), aseguró que los empresarios tienen plena confianza en la capacidad de las autoridades monetarias.

"Creemos que el Banco de México como institución autónoma del Estado mexicano ha dado claras señales de tener toda la experiencia y conocimientos para manejar la política económica y han estado actuando de manera responsable”.

De acuerdo con el subsecretario de industria y comercio de la Secretaría de Economía (SE), Rogelio Garza Garza, hasta el momento el incremento que ha registrado el dólar durante las primeras semanas de enero no ha afectado los precios de bienes y servicios debido a que se ha compensado con la disminución de costos provocada por el descenso de los precios de los energéticos generados por las reformas estructurales, los cuales acumulan una caída de 40 por ciento.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), Vicente Yáñez, refirió que el riesgo de que el tipo de cambio contamine los precios es “reducido”, debido a que 85 por ciento de los productos que se venden en los centros comerciales que operan en nuestro país son nacionales.