Las ventas de los establecimientos comerciales al por menor crecieron 6,3% en agosto respecto al mismo mes de 2014, lo que representa el mayor incremento a tasa anual desde por lo menos 2009, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por componentes, los mayores avances se registraron en la venta de artículos de ferretería, con 25,4%, y de artículos de cuidado para la salud, con 21,5%.

En su comparativo mensual, las ventas minoristas crecieron 1,5% en agosto respecto a julio, su mejor desempeño de los últimos siete meses, impulsadas principalmente también por los artículos de ferretería (8,2%) y por los vehículos y refacciones (4,6%).

Mientras, en el acumulado enero-agosto, las ventas al por menor se han expandido 5,2% anual, el mejor avance que ha tenido esta variable desde que hay registro, es decir desde 2009.

Datos favorables. El sector financiero vió los resultados del comercio al menudeo de agosto como favorables para la economía del país.

Mónica Díaz, analista de BX+, sostuvo que el mayor ingreso disponible, consecuencia de la tendencia creciente del crédito al consumo y de la estabilidad laboral, “han contribuido al robustecimiento del consumo de las familias, además que se espera que este consumo todavía no genere presiones inflacionarias en el corto plazo”.

En tanto que Alejandro Cervantes y Miguel Calvo, economistas de Banorte, expresaron que esta tendencia de recuperación de las ventas al por menor continuará en el segundo semestre del año, impulsada por tres factores.

“En primer lugar la recuperación que ha presentado la masa salarial de los trabajadores, que se ha traducido en un mayor dinamismo del consumo privado; segundo, la mejor dinámica de crecimiento que ha presentado el mercado laboral mexicano; y tercero, la trayectoria descendente de la inflación, que se ha reflejado en un mayor poder adquisitivo para los hogares mexicanos”.