El Producto Interno Bruto (PIB) por habitante en el país llegó a US$9.653 en el primer trimestre del año, cifra que representó una disminución de 10,1% respecto al del cuarto trimestre de 2014, según cálculos de Excélsior con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, y del Banco de México.

Esta disminución se explica por la depreciación del peso frente al dólar, que fue de 7,8%, al ubicarse el tipo de cambio en 13.87 pesos a 14.95 pesos por dólar.

Así, por primera vez en dos años, el nivel del PIB por habitante en el país se ubica por debajo de los US$10.000 anuales, US$521 dólares inferior a la proyección del ingreso per cápita del Fondo Monetario Internacional, que estima dicho indicador en US$10,174, con lo cual México se ubica en el lugar 66 mundial.

Comparación anual

Comparado con 2014, el producto por persona ha perdido 8,2% en el primer trimestre de 2015 respecto al mismo periodo de 2014, situación que de igual manera se explicó por el encarecimiento del dólar, que tuvo una depreciación promedio de 13% en el periodo de referencia, lo que significó una pérdida de bienestar de 866 dólares anuales por persona en el último año.

Tanto a tasa trimestral como anual, ya son dos trimestres consecutivos que el ingreso per cápita en dólares corrientes presenta reducciones por causa de la depreciación del peso.