Davos, Suiza. Pierde México atractivo para los inversionistas globales, y sale del top ten de los mercados más buscados donde aún se encontraba el año pasado, revela la encuesta número 21 que levantó la consultoría de negocios PWC.

De acuerdo con los resultados, tras ubicarse en 2017 como el octavo mercado mundial más atractivo para invertir, bajó a la posición 13, entre las 15 más buscadas. Esto significa que hoy, son más atractivos Brasil (quien ocupa el sitio 8); Canadá (puesto 9); Rusia (lugar 10); Australia (11) y Hong Kong (12).

En la encuesta número 21 que divulga la consultoría, lleva este año el título “Un optimismo ansioso a la vuelta de la oficina”, destacan que, en América Latina, los CEO´S consultados ubican entre los mayores riesgos para su desempeño la proliferación del populismo, y le siguen la inadecuada infraestructura básica, aumento de tasas impositivas, sobrerregulación y terrorismo.

Ubican además a los líderes empresariales de la región entre los que cuatro menos optimistas sobre el impacto de la globalización en reducir las brechas de ingreso.

Cerca de dos terceras partes de los panelistas reportaron que confían en una expansión económica consistente y la mayoría indico sentirse “muy confiado acerca del desempeño de sus compañías y de las ganancias que conseguirán”.

La mayoría de los directivos consultados cree que el crecimiento de la economía mundial mejorará, es decir, el 57% de ellos. Esta proporción resulta la más alta recogida en la encuesta desde el año 2012, y contrasta con la más cercana, del año pasado, cuando el 52% tenía la misma percepción.

En la encuesta entrevistaron a 1.923 entrevistas con los CEO´S de 85 países.

En el desagregado de los resultados, se identifica entre los CEO´S de América del Norte, un mayor optimismo sobre prospectos de inversión y ganancias, resultado del mejor ambiente para los negocios que está mostrando Estados Unidos y la administración Trump.

Cerca de dos terceras partes de los panelistas reportaron que confían en una expansión económica consistente y la mayoría indico sentirse “muy confiado acerca del desempeño de sus compañías y de las ganancias que conseguirán”.

La presentación fue realizada por el CEO mundial de PWC, Bob Moritz, en el Foro de Davos, en su versión 48 y advirtió que estos resultados son positivos en el corto plazo y acotó que los de más largo plazo se tienen que dividir por región, y confrontar con el contexto de la situación económica y los acuerdos que tienen con el mercado global.