Los subsidios que otorga el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al pagar pensiones topadas a 25 veces el salario mínimo vigente, aunado a los diversos sistemas pensionarios de beneficio definido, podrían resultar insostenibles para las finanzas públicas de México a largo plazo, según que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) por lo que es necesario llevar a cabo una reforma integral en materia de pensiones.

El costo fiscal por pagar pensiones topadas a 25 veces el salario mínimo asciende, según cálculos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, asciende 2.65 billones de pesos.

Recomendación. En el 'Estudio de la OCDE sobre los sistemas de pensiones: México', se detalla que una de las medidas contenidas en esta reforma debe ser la reducción de los beneficios para los trabajadores de la generación de transición, aquellos que pueden elegir jubilarse bajo el régimen de la ley de 1973, con una pensión equivalente hasta en 100% respecto a su salario, pero subsidiada en su mayoría por el gobierno.

Para reducir estos beneficios y garantizar la sostenibilidad financiera del país, la OCDE propone que “podría implementarse el fallo de la Suprema Corte, conforme al cual el límite máximo del salario de referencia para las pensiones de beneficio definido debe bajarse de 25 a 10 veces el salario mínimo, reduciéndose así el gasto público”.

Este fallo fue dictado en 2010 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) cuando un trabajador que quería jubilarse bajo el régimen de la ley de 1973 demandó al IMSS en busca de que el cálculo de su pensión tuviera un límite máximo de 25 veces salarios mínimos como lo establece la ley vigente.

No obstante la SCJN resolvió que al elegir el régimen de la ley de 1973, se tenían que aplicar los artículos contenidos en ésta, que establece que el límite máximo para el pago de pensiones debía ser 10 veces salarios mínimos.

Si bien este criterio sólo es aplicable en tribunales y en juntas de conciliación, ya que el IMSS asegura que seguirá pagando pensiones topadas a 25 VSM, para la OCDE, aplicar esta base en el cálculo de las pensiones de los 1.3 millones de trabajadores de la generación de transición que ganan más de 10 salarios mínimos, representa un alivio a las finanzas públicas del país.

Desigualdad. Según cifras del organismo, mientras los trabajadores de la generación de transición obtendrán una pensión de hasta 100% de su salario, los futuros pensionados bajo la ley del 97, en el mejor de los casos, sólo recibirán 30% de su sueldo.

Destaca que la reforma de 1997 abrió “un largo periodo de transición que ha generado costos corrientes explícitos para las finanzas públicas”.