México DF. La economía mexicana vería un crecimiento del 3,5% en el 2012, menor que lo estimado para este año, afectada por la ralentización de la actividad productiva de Estados Unidos, su principal socio comercial.

El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, entregó este jueves al Congreso el proyecto de ley de presupuesto del 2012, que destaca que la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) para este año fue revisada a una baja del 4% desde el 4,3%.

"Atendiendo los acontecimientos económicos de los últimos meses, es posible anticipar que el próximo año continuaremos viviendo en un entorno internacional complejo", dijo Cordero en una rueda de prensa. "Nuestra propuesta busca mitigar el efecto de la desaceleración económica internacional", agregó.

La economía mexicana es altamente dependiente del ciclo económico de Estados Unidos, destino de alrededor de un 80% de las exportaciones totales del país.

La propuesta gubernamental calcula que durante el periodo 2013-2017, el PIB de México verá un crecimiento anual promedio de 3,9%.

Además, el proyecto anticipa un gasto gubernamental de 3.619 billones de pesos (unos US$296.000 millones), un alza del 2,5% con respecto al de este año. Los ingresos totales crecerían un 3,1% a 3.282 billones de pesos.

Los montos de gasto para el Instituto Federal Electoral (IFE), responsable de las elecciones presidenciales del 2012, y los de la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía anotaron fuertes aumentos, en medio de una escalada en los niveles de violencia por el narcotráfico.

La administración del presidente Felipe Calderón, que culminará su gestión a fines del próximo año, proyecta una inflación del 3% para el 2012, en línea con el banco central.

En tanto, el déficit fiscal fue proyectado en un 2,2% del Producto Interno Bruto (PIB) incluyendo la deuda de la petrolera estatal Pemex, de donde proviene la mayor parte de los ingresos de la nación.

Excluyendo la inversión de Pemex, el gobierno contempla una reducción del déficit fiscal a un 0,2% del PIB en el 2012, contra el 0,5% previsto para este año.

El gobierno basó sus cuentas sobre una premisa de precio petrolero promedio de exportación de US$84.9 dólares el barril, con una producción de 2.55 millones de barriles por día (bpd) y exportaciones de 1.167 millones de bpd.

Para el tipo de cambio, la propuesta incluye una estimación de 12.2 pesos por dólar como promedio en el año. El peso mexicano, que ha visto volatilidad en las últimas semana, cerró el jueves en 12.5125/12.5150 por dólar.

Los legisladores tienen hasta el 15 de noviembre para aprobar el documento.