México reconoció el anuncio que hizo este viernes el gobierno de Estados Unidos respecto a que presentará a su Congreso una solicitud de US$1.000 millones  que triplicarán los recursos de asistencia y cooperación invertidos en Centroamérica.

"El apoyo anunciado a las Repúblicas de Guatemala, El Salvador y Honduras, coincide con la visión y prioridades de México", indicó la Secretaría mexicana de Relaciones Exteriores (SRE, cancillería), en un comunicado.

En la región, México trabaja en cuatro ejes prioritarios: el fortalecimiento del diálogo político; la promoción del comercio, inversión, turismo y cultura; la atención de los intereses de México en Centroamérica así como de sus intereses en el país; y un amplio marco de cooperación en beneficio de los pueblos.

A nivel regional, México cuenta con el Mecanismo de Tuxtla, el Proyecto Mesoamérica y el Fondo de Infraestructura para Países de Mesoamérica y el Caribe (FIPMC), que fungen como iniciativas que complementan el proceso de integración centroamericano.

Con El Salvador, el Comité Ejecutivo del Fondo de Infraestructura aprobó US$124 millones para el desarrollo de cuatro proyectos de infraestructura que forman parte del programa nacional de logística e integración regional de ese país y del corredor carretero del Pacífico, cuya modernización permitirá reducir el tiempo de traslado de personas y mercancías en Centroamérica.

Con Honduras, se aprobó en 2012 un financiamiento potenciado por US$24,3 millones (de un crédito total del BCIE de US$49 millones) para la construcción de la carretera Villa San Antonio-Goascorán-Secciones IA y IB, y se espera apoyar nuevos proyectos.

Con el gobierno de Guatemala se cuenta con el acuerdo bilateral para el Plan Maestro de Infraestructura Fronteriza para la modernización de los ocho puertos fronterizos y la formalización de dos nuevos, en el que participan dependencias del gobierno federal y que recibirá tanto financiamiento del Fondo de Infraestructura como del BID.

A su vez, la integración energética con Centroamérica es una de las herramientas más importantes para impulsar el desarrollo económico con inclusión social en la región y una mejora en los niveles de seguridad en los países centroamericanos.

Los países de la región han avanzado con éxito en el proceso de la integración eléctrica regional, con la conclusión del primer circuito del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), el 29 de septiembre de 2014 y con la energización del tramo Parrita-Palmar Norte, en Costa Rica, que posibilita incrementar de manera robusta el intercambio de electricidad en la región y una mayor calidad en el servicio.

En abril de 2014, México firmó con Guatemala un Memorándum de Entendimiento de Integración Energética con énfasis en Gas Natural, con el objetivo de crear un grupo binacional de trabajo para realizar los estudios para el desarrollo de proyectos de infraestructura para el suministro de gas a ese país y Centroamérica.