México DF. México registró un déficit fiscal de 3.800 millones de pesos (US$294,8 millones) durante los primeros cinco meses del año, en línea con el presupuesto federal aprobado por el Congreso para 2010, informó la Secretaría de Hacienda.

Excluyendo el presupuesto de inversión de la estatal Pemex, México registró un superávit del sector público de 90.400 millones de pesos (US$7.015 millones), informó la secretaría.

El Congreso autorizó un déficit fiscal equivalente al 2,8% para 2010 -0,7% sin contar el presupuesto de inversión de Pemex-, lo que otorga espacio de maniobra al gobierno para mantener sus políticas de gasto contracíclico mientras la economía se recupera de la debilidad del año pasado.

En términos reales, los ingresos del sector público mexicano crecieron un 0,9% interanual durante el período de enero a mayo, para alcanzar los 1,182 billones de pesos gracias a la mayor recaudación tributaria y el incremento de los ingresos tributarios.

El gasto público subió 0,4% a 1,185 billones.