Ciudad de México. En México, los delitos cibernéticos generan pérdidas económicas superiores a los US$2.000 millones al año, de acuerdo con cifras de la compañía de seguros GNP.

Apenas en el país, los bancos sufrieron un hackeo que les generó pérdidas estimadas hasta el momento en 300 millones de pesos (US$15.0 millones) y dado el avance de la tecnología, contar con seguros contra riesgos cibernéticos es cada vez más inminente.

"La tecnología es un factor que se ha vuelto determinante para la operación de las empresas de todos los sectores y de cualquier tamaño, sin embargo esta innovación tecnológica también representa un riesgo para las organizaciones que se vuelven vulnerables en cuanto a la protección de su información, especialmente sus bases de datos y por lo tanto la seguridad de los usuarios de sus servicios”, resaltó GNP Seguros.

A nivel mundial, este tipo de delitos provocan pérdidas de US$110.000 millones a nivel mundial.

El ransomware WannaCry de mayo del 2017 que afectó a nivel mundial y el reciente hackeo al sistema de bancos en México, son un claro ejemplo de la necesidad de la protección de información de usuarios”, destacó la compañía de seguros.

En los últimos años, los crímenes informáticos se han manifestado con mayor frecuencia, involucrando a grandes empresas en todo el mundo, un ejemplo de ello fue lo ocurrido en 2017, el ransomware WannaCry afectó a más de 150 países incluido México, generando serias afectaciones a las organizaciones, las cuales se vieron reflejadas en pérdidas económicas y la exposición de la información de sus usuarios.

Otro ejemplo, es el  reciente hackeo al sistema de bancos en México que lleva reportado a un primer corte cerca de 300 millones de pesos (US$15.0 millones).

Contra ataque. La compañía detalló que con el propósito de atender los retos y necesidades del entorno tecnológico y de innovación, en 2016 GNP Seguros unió su experiencia y conocimiento del mercado con Beazley, empresa líder en riesgos cibernéticos en el mundo, para crear CyberSafe GNP, un seguro integral ante riesgos cibernéticos que brinda protección y acompañamiento a las organizaciones,  para hacer frente a estos riesgos.

De acuerdo con la experiencia de cartera de Beazley, el hackeo o malware son la principal causa de la filtración de información de datos, seguida de la divulgación no intencional o pérdidas físicas de los equipos portátiles.

En el caso de CyberSafe GNP, cuenta con la Cobertura de Remediación, un servicio de acompañamiento desde la primera sospecha de delito cibernético hasta finalizar todas las consecuencias del mismo y esta cobertura puede reducir las afectaciones de la empresa hasta en 80%.