Ciudad de México. Con la modificación de los mecanismos de subastas de dólares, el Banco de México observa menos importante el problema de liquidez en el mercado cambiario, por lo que busca ahorrarse dos mil millones de dólares de reservas en dos semanas, “al tiempo que centrará su prioridad a controlar la volatilidad que espera que se presente en las próximas semanas”, afirmó Isaac Velasco, economista senior de Grupo Financiero BX+.

Asintió que con la medida el Banxico ya no desea vender dólares baratos al mercado.

"Sí, va en este sentido. En primer lugar porque hay una disminución de la volatilidad en los últimos días, por lo cual tampoco ya tiene mucho sentido seguir vendiendo dólares de manera diaria y sin subastas de precio mínimo. Creo que es una medida prudente, sobre todo después de la caída de las reservas internacionales en más de 22 mil millones de dólares, desde el punto máximo”, contestó Isaac.

Con esta medida se asegura que no se gastarán lo que faltaba en dos semanas más, que representarían dos mil millones de dólares. En cambio, las subastas serán cuando el mercado lo requiera.

Expuso que de acuerdo con cifras del Banco de México, en los último dos meses, el volumen operado de la divisa estadunidense en el mercado ha sido cercano a 21 mil 300 millones de dólares, por lo que la suspensión de la subasta sin precio mínimo implica una reducción de 0.9 por ciento, (casi 1.0 por ciento) en la operación diaria.

"De acuerdo con la encuesta trianual del Banco de Pagos Internacionales (BIS), el volumen diario de compra-venta de dólares por pesos en el mundo asciende a 135 mil millones de dólares, por lo cual la subasta corresponde a 0.1 por ciento”, agregó el analista