Ciudad de México.  A marzo de 2016, la deuda de estados y municipios ascendió a 531 mil 882 millones de pesos, saldo mayor en 21 mil 791.2 millones de pesos respecto a su nivel del mismo mes de 2015, lo que significó un alza de 4.3 por ciento anual, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

No obstante, el saldo del pasivo subnacional acumulado a marzo de este año fue menor en cuatro mil 447 millones de pesos, que equivalen a una disminución de 0.8 por ciento, en comparación con el observado en diciembre pasado, lo que sugiere que las entidades federativas iniciaron este ejercicio fiscal con un desendeudamiento.

De acuerdo con la información publicada por la dependencia que encabeza Luis Videgaray, 24 de las 32 entidades federativas redujeron sus pasivos. y ocho los incrementaron en el primer trimestre de este año, con relación al inmediato anterior.

Algunas entidades con la mayor reducción de deuda fueron la Ciudad de México, con mil 400.9 millones de pesos (mdp), lo que significó una disminución de dos por ciento ; Nuevo León, 885 mdp (-1.5%); Chihuahua, 586 mdp (-1.4%); Baja California, 563 mdp (-3.1%); e Hidalgo, 475 mdp (-7.6%); México, 278.1 mdp (-0.7%); Guanajuato, 271.3 mdp (-3.9%).

Las ocho entidades que contrajeron más deuda en los primeros tres meses del año fueron Tamaulipas, 586 millones de pesos (mdp), lo que significó un alza de 4.5 por ciento; Zacatecas, 463 mdp (6.1%); Sonora, 258 mdp (1.1%); Quintana Roo, 99 mdp (0.4%); Nayarit, 50.2 mdp (0.8%); Tabasco, 35.5 mdp (0.8%); Sinaloa, 28.1 mdp (0.4%); y Durango, 9.9 mdp (0.1%).

Este tipo de desendeudamiento no es inédito, pues en 2014 se observó un fenómeno similar.