Excelsior.com.mx. Desde la izquierda, “saludamos a los inversionistas que en condiciones de transparencia, respeto a los derechos laborales, apego a la soberanía y cuidado del medio ambiente, inviertan en nuestro país”, afirmó Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del PRD.

A su juicio, México no necesita “empresarios rapaces” que se dediquen a amasar fortunas con la especulación de las necesidades de la gente y la depredación de los recursos naturales. Es más, el país requiere de hombres y mujeres de negocios “con visión de futuro que arriesguen su capital en el desarrollo de alguno de los sectores de la economía”, sostuvo.

Barbosa Huerta salió al paso del anuncio del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios de invertir más de US$27.450 millones para este año en sectores como telecomunicaciones, minería, construcción, autopartes, ciencia y tecnología. Dijo que las señaladas inversiones no deben servir sólo para ganar dinero, sino tener utilidad en el mejoramiento de la calidad de vida laboral, “una lección que deben aprender muchos sectores empresariales mexicanos”.

El legislador perredista aseveró entonces que las empresas en México deben en todo tiempo compartir la responsabilidad social y de ninguna manera la visión de un “capitalismo depredador” que no concuerda con las características de nuestra sociedad.

Deben de respetar leyes y normas. Miguel Barbosa pormenorizó que una empresa socialmente responsable debe ser respetuosa del cumplimiento de las leyes y las normas, pues se trata de un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión empresarial que persiguen un nuevo equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental.

De esta manera, también resulta fundamental que el sector privado en nuestro país ponga énfasis en la legislación laboral y de ninguna manera soslaye aquellos aspectos relacionados con el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

"Resulta fundamental que el sector privado en nuestro país ponga énfasis en la legislación laboral", dijo Barbosa.

Por ello, añadió Barbosa Huerta, “desde la izquierda somos promotores de las prácticas relacionadas con el buen gobierno de las compañías, como la democracia corporativa, el espíritu de cooperación de la empresa con sus clientes, proveedores, competidores y gobiernos”.

En este sentido, deben ser básicos también los compromisos de transparencia que adquieren las empresas con la sociedad y que se hacen efectivos a través de la rendición de cuentas en forma de informes o memorias anuales verificables por organismos externos, así como la ciudadanía corporativa entendida como los derechos y las obligaciones de la empresa dentro de la comunidad a la que pertenece.

El senador poblano destacó entonces que si los inversionistas quieren en verdad contribuir al beneficio de México, deben cambiar las prácticas y estrategias que han desarrollado durante años.

"Bienvenidas todas las inversiones, pero México requiere de empresarios con visión de futuro y que incluyan como parte fundamental el compromiso social”, expuso.

Barbosa Huerta ratificó que “en la izquierda no somos enemigos de los inversionistas, ni de los emprendedores; valoramos el papel que este sector desempeña en la sociedad como promotor de la creación de empleo y del crecimiento económico”.