El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, adelantó que el gobierno federal evalúa la posibilidad de otorgar estímulos al ahorro y la inversión en el Presupuesto de 2016, en la medida que las condiciones de la economía y las finanzas públicas lo permitan, al tiempo que reiteró que no consideran proponer nuevos impuestos para el paquete fiscal del próximo año ni para el resto de la administración.

La decisión del Presidente de la República es muy clara, lo anunció desde febrero del año pasado, en el acuerdo de certidumbre tributaria, en el cual no propondrá aumentos a los impuestos existentes ni nuevos gravámenes durante el resto de su administración.”

Sin embargo, esto no excluye la posibilidad de que si los márgenes macroeconómicos lo permite puedan generarse incentivos nuevos a la inversión y el ahorro.”

Acuerdos. De hecho, ése es el diálogo que estamos teniendo con el sector privado, particularmente con el CCE y la academia, y los resultados de este dialogo, que dependerán mucho, de las condiciones macroeconómicas, y de la capacidad del Estado mexicano en materia fiscal, serán dados a conocer cuando se presente el Paquete Económico a la nueva Cámara de Diputados en septiembre”, recalcó al término de su participación en la Conferencia Anual sobre Desarrollo, Productividad, Crecimiento y Estado de Derecho, organizada por el Banco de México y el Banco Mundial.

Retos. En su discurso, Videgaray coincidió con el gobernador del Banxico, Agustín Carstens, al señalar que “enfrentamos un entorno global complejo, poco favorable para el crecimiento de los países emergentes, y sin duda México enfrenta retos relevantes: la caída en el precio del petróleo, la volatilidad en los mercados internacionales, la inminente normalización de la política monetaria en EU, y el bajo crecimiento económico, en prácticamente todo el mundo, implica retos muy importantes para nuestra nación”.

Disciplina. Retos que estamos enfrentando manteniendo la disciplina en la conducción de la política macroeconómica.”

Destacó el papel que juega el Banxico, el cual “ha logrado establecer una gran credibilidad de la política monetaria en México como uno de los anclajes fundamentales para nuestra estabilidad”.

Mencionó también la solidez del sistema financiero, particularmente el sistema bancario, con altos niveles de capitalización, reservas, liquidez, que sin duda distinguen a México también como uno de los países con mayor solidez en su sistema financiero.

Estabilidad. En materia de política fiscal, estamos decididos, y ésa es la instrucción del Presidente de la República, a que la política fiscal se mantenga como una fuente de estabilidad en nuestra economía, por eso, ante la reducción en el precio del petróleo hemos actuado de manera oportuna anunciando un ajuste preventivo al gasto público, por eso, cuando hemos tenido recursos no recurrentes, como son los remanentes del Banco de México, se ha tomado de la decisión de no aplicarlos este año sino de ahorrarlos, para aplicarlos el próximo año, específicamente en inversión en infraestructura”, recalcó.

Se ha tomado la decisión de trabajar desde enero del año pasado, en la elaboración de un proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación que implicará un ajuste adicional, como se informó a la Cámara de Diputados al presentar los Precriterios de Política Económica en marzo.

Desde marzo hemos informado a la Cámara de Diputados y a la opinión pública que estamos trabajando bajo una metodología de revisar todos y cada uno de los rubros del gasto público para asegurar que este ajuste se da de una manera ordenada.”