México DF.  México habría tenido una inflación del 0,38% en la primera quincena de octubre por un alza de las tarifas eléctricas tras el fin de los subsidios de verano boreal, pero el índice de precios de tendencia no habría anotado cambios sustanciales, según un sondeo de Reuters.

Según la encuesta, en la que participaron 15 especialistas, la inflación subyacente habría sido del 0,18% en la primera quincena de octubre, según la mediana de pronósticos, el mismo nivel que en igual periodo del año pasado.

"Ya terminan los subsidios a las ciudades calurosas del país lo que acelera la (inflación) general, pero esperamos que la subyacente siga mostrando la débil demanda interna", dijo Lorena Domínguez, analista del banco británico HSBC en Ciudad de México. "Se trata de un repunte moderado", agregó.

El índice subyacente está considerado por analistas como un mejor parámetro de la trayectoria de los precios, porque elimina de su medición algunos productos de alta volatilidad.

Para la inflación general, el sondeo mostró un rango de pronósticos de entre un 0,28% a un 0,54%.

En la primera quincena de octubre del año pasado, el índice general de precios al consumidor subió un 0,35%, según datos del Banco Central de México.

"La inflación subyacente continuará acotada en ausencia de presiones cambiarias y una demanda (doméstica) menos dinámica de lo esperado", dijo el banco BBVA-Bancomer en un reporte.

La inflación de México medida a tasa interanual se aceleraría del 3,75% de finales de septiembre a un 3,84% a la primera quincena de octubre.

No obstante, se mantendrá debajo del rango de 4,75-5,25% que espera la entidad monetaria para los precios durante el tercer y cuarto trimestres, gracias en parte a la debilidad del consumo interno.

México se está recuperando de su peor recesión desde la década de 1930 en gran medida porque Estados Unidos está demandando de nuevo exportaciones mexicanas.

Sin embargo, el mercado interno sigue evolucionando a paso lento y la inversión ha mostrado sólo incipientes aumentos, de acuerdo con el mismo banco central.

La economía mexicana podría crecer este año al menos un 4,5%, según estimaciones oficiales, desde el desplome del 6,5% visto el año pasado.

Dada la lenta velocidad de la recuperación y la inflación relativamente bajo control, los analistas creen que el banco central tardará todavía varios meses en modificar la tasa referencial de interés, que está en 4,50% desde mediados de julio del año pasado.

"Nosotros esperamos un cambio hasta octubre del 2011", dijo Domínguez de HSBC.

El banco central dará a conocer este viernes la variación del índice de precios al consumidor de la primera mitad de octubre a las 9.00 horas local (1400 GMT).