Excelsior.com.mx. Ciudad de México. El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, urgieron a los países desarrollados a adoptar las medidas necesarias para resolver la crisis, aunque resulten dolorosas, como lo hizo nuestro país en el pasado.

Al inaugurar la reunión de ministros de finanzas y banqueros centrales del G20, que se lleva a cabo en la Ciudad de México, Carstens advirtió que tales acciones podrían profundizar el desempleo y la pobreza, pero los costos serán mayores si las medidas de ajuste se posponen o se adoptan de manera parcial.

Aunque reconoció que cada crisis tiene particularidades, señaló que en la experiencia de América Latina hay lineamientos generales que podrían contribuir a resolver los problemas en Europa y, en ese sentido, consideró que el objetivo inmediato es procurar la estabilización.

Indicó que las medidas que se adopten con ese propósito deben ser creíbles y, al mismo tiempo, se tiene que entender y aceptar que el apoyo financiero internacional está sujeto a condiciones.

Señaló que sería muy útil que las naciones incrementen sus aportaciones al Fondo Moneario Internacional (FMI) para ayudar a los países endeudados.

Hora de actuar

José Antonio Meade Kuribreña hizo un llamado a los ministros de finanzas y banqueros centrales del G20 a no desaprovechar la oportunidad de construir acuerdos para resolver la crisis.

“Ésta es la oportunidad que compartimos y no podemos dejar que pase sin darnos cuenta”, dijo Meade, al señalar la necesidad de que el G20 actúe de una manera decidida y fuerte para reforzar las instituciones financieras internacionales.

“Debemos reforzar a las instituciones financieras a nivel internacional, definiendo pasos concretos para explorar, evaluar y enriquecer prácticas y generar confianza”, comentó.

Afirmó que México está comprometido con ese desafío y trabaja fuerte para impulsar el desarrollo y el crecimiento económico global, de manera compartida con los integrantes del G20, cuyos trabajos, concluyó, tendrán éxito.

Elogian a México

Dos de los principales líderes de instituciones financieras mundiales, Manuel Medina Mora, de Citigroup, y Francisco González, de BBVA, se mostraron optimistas sobre la situación económica de México.

En un evento organizado por el Institute of International Finance (IIF) en el marco de los trabajos del G20, González destacó que “se está creando un buen momento en México”.

El lugar destacado que hoy ocupa nuestro país a nivel internacional, dijo, es resultado de los cambios que ha llevado a cabo en los últimos 20 años.

Por su parte, Manuel Medina Mora, director general de Banca de Consumo de Citigroup, destacó que México “tiene bajo déficit, dinamismo económico sano, deuda externa de largo plazo y una política monetaria que ha hecho que la inflación no sea un problema”.

Consideró dichos elementos “una combinación casi única en el mundo”, pero destacó que nuestro país aún tiene un desafío: lograr mantener un crecimiento sostenible.