Nicosia. La crisis de deuda soberana en la zona euro se ha aliviado en las últimas semanas, dijo el sábado Athanasios Orphanides, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, pero agregó que se necesitan más esfuerzos para convencer a los mercados de que bloque ha tenido un manejo efectivo de la crisis.

"Hemos visto una mejora muy sustancial si se mira (el lugar) donde estábamos en noviembre y donde estamos ahora en términos de riesgo, por ejemplo de Francia, Bélgica, Italia y España", dijo Orphanides durante una conferencia en Chipre.

"Pero ustedes se dan cuenta de que aún no hemos resuelto el problema porque el riesgo es mucho mayor que el riesgo con el que empezamos hace dos años", sostuvo.

Dijo que el momento de definición para la zona euro era cuando los líderes de Europa abandonaron el concepto de participación del sector privado (PSI, por su sigla en inglés) como un modo de manejo de crisis de deuda, dejándolo sólo para el caso de la endeudada Grecia.

Orphanides, gobernador del Banco Central de Chipre, ha dicho frecuentemente que el PSI, que impuso una reducción en el valor de la deuda soberana griega que tienen sus acreedores, provocó un contagio por toda la zona euro.

"Al abandonar el (concepto de) PSI en diciembre, esencialmente mejoramos el marco de trabajo en un punto", dijo.

"Desafortunadamente, no revirtió la quita en Grecia, por lo que tuvimos (a los líderes europeos) por un lado diciendo 'no lo volveremos a hacer', pero en Grecia se imponía una pérdida", declaró.

Orphanides agregó que un "compacto fiscal" que refuerce más disciplina financiera en los Estados de la zona euro, acordado por los líderes europeos en diciembre, fue un paso importante hacia la construcción de un mecanismo para combatir crisis futuras.