Nueva York. En las convocatorias más claras hasta ahora por parte de funcionarios de la Fed para inyectar más dinero en la economía estadounidense, dos autoridades de la Fed dijeron este viernes que más acciones podrían ser necesarias a menos que el panorama mejore.

William Dudley, presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, dijo que las condiciones actuales de elevado desempleo y baja inflación eran "totalmente inaceptables".

Los comentarios de Dudley provocaron pérdidas del dólar frente al euro, dijeron los operadores.

El presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, comentó que el debate sobre la posibilidad de que el banco central adopte medidas adicionales de estímulo se trata de que se discuta "en qué medida" y "cómo" lo debe hacer, en lugar de si se debe actuar.

El banco central de Estados Unidos dijo que está listo para ayudar a la recuperación si es necesario. La entidad ya recortó sus tasas de interés a niveles cercanos a cero e inyectó 1,7 billones de dólares en el sistema financiero mediante la compra de bonos del Tesoro a largo plazo y activos hipotecarios.

Muchos actores del mercado esperan que la Fed inicie una nueva ronda de compras de activos en su próximo encuentro, a comienzos de noviembre.

"Es probable que haya nuevas medidas a menos que el panorama económico evolucione de una forma tal que me haga confiar en que veremos mejores desempeños en el empleo y la inflación en el corto plazo", dijo Dudley durante una conferencia.

Sin consenso hasta ahora. La Fed está dividida sobre hasta donde los costos de más estímulo aumentan los beneficios.

Nuevos esfuerzos de la Reserva Federal para estimular la recuperación económica estadounidense inyectando más dinero podrían hacer más mal que bien e incluso podrían no ser efectivos, dijo este viernes el presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher.

Tomando una visión más centrista, la presidenta de la Fed de Cleveland, Sandra Pianalto, dijo este jueves que sigue midiendo la efectividad de las herramientas políticas que la Fed tiene disponible.

La visión a revisar será la del presidente de la Fed, Ben Bernanke, quien no se ha referido al tema desde el último encuentro de la Fed el 21 de septiembre.

El comité político de la Fed aún no decide sobre si se necesitarán más acciones en su próxima reunión del 2 de noviembre.

Dudley dijo que los costos de las herramientas que la Fed tiene a su disposición "no parecen prohibitivos".

El funcionario describió como demasiado pesimista la visión de que una nueva reducción en el costo de los préstamos no sería eficaz.

Evans expresó que la elevada tasa de desempleo, del 9,6%, no puede atribuirse sólo a factores estructurales más allá del alcance de la Fed.

Dudley dijo que cree que futuros alivios en la política monetaria estimularían la demanda y la Fed tiene dos vías potencialmente complementarias para hacerlo: comprar más activos y aclarar las guías en las intenciones políticas en su comunicado.