El ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, señaló que el Perú puede adquirir financiamiento a menores costos que otros países de la región, debido a que las medidas fiscales aplicadas nos permiten mantener intacta nuestra calificación crediticia de grado de inversión con perspectiva estable.

Indicó que el país tiene las tasas de interés más bajas después de Chile en la región, para contraer préstamos, una situación que “nunca se había visto”.

“Nosotros estamos a 12 puntos básicos de tener las tasas más bajas en América Latina, lo que significa que nuestro financiamiento es muy barato, el financiamiento para las empresas y consumidores”, dijo.

Refirió que si no se hubiese efectuado el ajuste fiscal no se hubiera podido mantener la calificación crediticia de grado de inversión que el país actualmente posee.

“En el lado público si no hubiésemos hecho el ajuste muy probablemente hubiésemos tenido una reducción en nuestra calificación, de la misma manera que México y Colombia, países que están en observación negativa”, señaló.

El Perú cuenta con el grado de inversión por parte de las calificadoras Moody’s (A3 con perspectiva estable), Fitch (BBB+ con perspectiva estable) y Standard & Poor’s (BBB+ con perspectiva positiva).

Thorne brindó estas declaraciones tras su participación en la celebración del 30° Aniversario de la Central de Asociaciones Empresariales y Empresarios de la Micro y Pequeña Empresa, ubicada en el distrito Villa El Salvador, donde anunció una serie de medidas a favor de la micro, pequeña y mediana empresa.

Límite al gasto corriente. Indicó que para evitar un mayor déficit fiscal se dieron medidas para limitar el gasto corriente en todos los ministerios y, simultáneamente, se está impulsando la inversión pública a través del proyecto de Ley 360 que ya fue aprobado por unanimidad en el Congreso.

“Ahí soltamos la inversión, pero esa es inversión que va a durar hasta finales del 2017. Entonces lo que realmente hicimos es contraer el gasto corriente y soltar el gasto de inversión”, subrayó.

Refirió que ese proyecto de Ley aprobado, comprende inversiones por más de 800 millones de soles que estuvieron guardados en el MEF y ahora se les va a dar continuidad en el presupuesto del 2017.

Señaló que en la gestión anterior, el gasto corriente se elevó de 13% a 16% del PBI y se buscará que regrese a 13%.

Asimismo, rechazó las críticas respecto a que las medidas adoptadas en el plano fiscal reducirán el crecimiento, porque “lo que realmente le está poniendo freno a la economía es el gasto privado y los retrasos en la inversión pública”.

“Con esta aprobación del Congreso (del proyecto de Ley 360), lo que estamos haciendo es contrarrestar ese efecto negativo en la inversión pública, pues si no hubiésemos hecho nada hubiese caído 8% en el cuarto trimestre”, dijo.

Refirió que de enero a setiembre de este año el sector público le ha añadido al crecimiento casi un punto porcentual y los proyectos mineros más de dos puntos.

Reformas tributarias. Señaló que si realmente se quiere lograr un crecimiento sostenible este impulso tiene que venir del gasto privado, que es lo que realmente está en el bolsillo de la gente.

“¿Cómo vamos a hacer esto?, todas las reformas tributarias que vienen le dan un impulso de más de un punto porcentual a la economía a partir del 2017. En segundo lugar el destrabe de proyectos le otorga, en el lapso del 2017, casi otro punto porcentual”, dijo.

Señaló que la ejecución de los grandes proyectos destrabados, como la ampliación del aeropuerto internacional Jorge Chávez, tomará entre dos a tres años.

“Y con esto lo que vamos a hacer es darle un gran impulso a la inversión privada y al consumo privado, que es el sector que queremos realmente que crezca”, enfatizó.

Inversión en infraestructura
Por otra parte, consideró que hay que buscar otros motores que impulsen la inversión privada, además de la minería.

"La inversión minera representa más del 40% de la inversión total y está cayendo en estos momentos”, dijo.

En ese sentido, manifestó que la propuesta del Gobierno es que gran parte del impulso a la inversión privada provenga de los proyectos de inversión en infraestructura y reemplace a la menor inversión en minería.

Refirió que existe inversión minera en stock que no se puede realizar porque los precios de algunos metales no son rentables.

“Las grandes excepciones son las (minas) de cobre que son rentables”, puntualizó.