Sao Paulo. El ministerio de Hacienda de Brasil postergará la recaudación de un impuesto a las transacciones financieras sobre ciertos derivados hasta fin de año, dijo el viernes el ministerio en el Diario Oficial.

El impuesto a las transacciones, conocido como IOF, ahora se recaudará el 29 de diciembre, según la notificación. El decreto no suministró una fecha anterior para la recaudación.

Un impuesto a los derivados cambiarios anunciado en julio era para ayudar a frenar las ganancias en la moneda del país, el real.

Desde entonces, sin embargo, un alza en la aversión global al riesgo ha llevado a los inversionistas a presionar a la baja el valor del real, que este mes ha perdido un 16,6% contra el dólar.