El calzado chino tendrá un fuerte freno en el mercado argentino, a raíz de la oficialización de una medida antidumping tomada por el Ministerio de Industria argentino, que obliga a que el calzado proveniente de China deba ingresar al país como mínimo a un valor de US$13,38.

La resolución -firmada por la ministra Débora Giorgi y que será publicada mañana en el Boletín Oficial- alcanza a todo tipo de calzado (excepto el ortopédico y el destinado a la práctica de ski y snowboard), y quienes declaren una cifra menor deberán depositar la diferencia, por lo que la medida afecta a la franja de calzado que actualmente se importa por debajo de esa cifra, según publica Ambito.com.

Según el gobierno de Cristina Kirchner, la medida permitirá evitar el daño a la industria nacional y darle continuidad a un proceso de sustitución de importaciones superior a los tres millones de pares anuales.

La medida fue aplicada como consecuencia de una investigación iniciada de oficio por la Secretaría de Industria, Comercio y Pymes, que a lo largo de un año acumuló más de 35.000 fojas en 250 cuerpos.

La resolución se basa en un informe elaborado por la Comisión Nacional de Comercio Exterior (CNCE) que determinó que la importación de calzado de China constituye una amenaza importante de daño a la industria argentina, causada por efecto del dumping.

Paralelamente, la subsecretaría de Política y Gestión Comercial determinó para dichas importaciones un margen de dumping del 157,74%.