Lima, Andina. El viceministro de Promoción del Empleo y Capacitación Laboral, Javier Barreda Jara, informó que en los últimos cinco años el ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MPTE) realizó cerca de 700.000 acciones de inspección laboral a nivel nacional.

“Han habido avances importantes en la formalización laboral. Hay una mayor carga inspectiva laboral, hay una autoridad del trabajo sólida a nivel nacional”, indicó tras resaltar los resultados obtenidos por el Plan Reto del MTPE, a través del cual se logró el ingreso a planilla de cerca de 50 mil trabajadores.

Manifestó, en este contexto, que “el crecimiento de la economía ha llevado a que por primera vez en los últimos años el empleo adecuado crezca en mayor proporción y en mayor cantidad que el empleo no adecuado”.

Indicó que de acuerdo a cifras del INEI, del 2006 al 2009 se generaron dos millones de empleos adecuados.

Agregó que dicho incremento también se refleja en la información proveniente del sistema de planillas electrónicas, al elevarse el número de empresas formales privadas de 3 a más trabajadores de 160 mil en octubre de 2008 a 212 mil en la actualidad.

Barreda Jara refirió, asimismo, que en el número de trabajadores en planilla se incrementó el último año-de enero de 2010 a enero de 2011- de 2.200.000 a 2.560.000, lo cual significa un crecimiento de 14,1% en lo que respecta a los personas que se encuentran en planilla.

No obstante ello, el viceministro señaló que existe aproximadamente un millón de asalariados privados en el sector urbano que no se encuentran registrados en planilla.

Es por eso – añadió- que hay que trabajar mucho aún en lo que respecta a la inspección laboral.

En ese sentido, propuso que se incorporen a los municipios en una tarea de vigilancia laboral en las zonas urbanas, tanto a nivel distrital y provincial en zonas urbanas, de tal forma que no multen pero sí informen a la autoridad del trabajo en cada región o a nivel nacional. Cree – de igual forma- que un municipio podría informar mejor si a la hora de otorgar una licencia de funcionamiento preguntase a los trabajadores de un establecimiento si se encuentran o no planilla.

Frente a la experiencia exitosa de los programas Projoven y Revalora Perú, a través de los cuales el MTPE capacitó a cerca de 100 mil peruanos en los últimos cinco años, Barreda Jara propuso la creación de una Superintendencia de Formación para el Trabajo que acredite a los institutos de formación técnica no universitaria.

“Las políticas de empleabilidad tienen que trabajarse con plataformas formativas. Se debe evaluar la creación de una especie de Superintendencia de Formación para el Trabajo que sea muy estricta y en donde podamos trabajar con los empresarios y trabajadores currículas técnicas”, enfatizó al considerar que dicha instancia tendría la función de no autorizar en el ámbito formativo técnico carreras que no tengan una demanda en el mercado laboral.

Afirmó que el crecimiento del empleo se debe complementar con políticas de empleabilidad, lo cual implica una mejor capacitación laboral pública y privada. Citó como ejemplos de éxito en dicho ámbito a Senati, Sencico y Cenfotur, así como Tecsup.

De otro lado, indicó que a julio de 2011 se los empleos creados durante el actual gobierno llegarán a 2.400.000 empleos.

En relación a las condiciones de salud de los trabajadores del país, Barreda Jara señaló que el porcentaje de asalariados privados con derecho a los servicios de salud del seguro social pasó de 26 por ciento en el 2006 a 54 por ciento en el 2009, llegando el 2011 a un 60%.

Igualmente en el caso de los trabajadores independientes el incremento fue de 12% a 48%.

“Hay un avance importante a nivel laboral en el país por un elemento clave que es la inversión privada y pública; si no hay eso no podemos formalizar el empleo, no podemos reducir la pobreza y no podríamos generar empleo permanente. Falta mucho por hacer pero creo que hemos comenzado a plantear líneas de acción curso de acción que el próximo gobierno tiene necesariamente que continuar”, concluyó.