Lima. El ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó que existe una cartera de proyectos por US$10.000 millones anuales que permitirá seguir avanzando en el objetivo de cerrar la brecha de infraestructura en el país.

"Debemos lograr mejores contratos para los siguientes proyectos que tenemos en cartera y que manejan un flujo de más o menos US$10.000 millones anuales, para cerrar de manera dinámica la brecha de infraestructura", manifestó el titular del MEF, Luis Miguel Castilla, durante la IV Reunión de la Iniciativa para la Inversión en América Latina de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En la cartera hay proyectos de infraestructura en saneamiento, carreteras, hidroeléctricas, entre otros sectores.

El ministro destacó dicha reunión al ser un espacio de interacción entre el sector privado y la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión), a fin de que este ente estatal pueda perfeccionar sus mecanismos para lograr mayor competencia y transparencia en los concursos de proyectos de concesión.

Asimismo, destacó que los grandes proyectos adjudicados de la Línea 2 del Metro de Lima y el Gasoducto Sur Peruano se llevaron a cabo sin variar las reglas de juego. "Creemos que este último aspecto es fundamental para la credibilidad de la promoción de la inversión privada".

"La importancia de mantener inalterables las reglas de juego desde un comienzo hasta el final es lo que da certeza a los inversionistas que apuestan a largo plazo con el Estado peruano", afirmó.

En tanto, el editor senior para América Latina de la revista The Economist, Michael Reid, quien fue moderador del evento, resaltó los avances de Perú en concesiones; sin embargo, consultó al ministro Castilla sobre la situación de quedar un solo postor al término del proceso del concurso de los dos anteriores proyectos mencionados.

"Obviamente, si uno fuese a juzgar por el número de postores, esa es una visión; pero es parte de un proceso competitivo en el cual se han ido quedando algunos en el camino por distintos motivos. Son procesos competitivos y transparentes, no hay cambios en las reglas de juego, lo cual reclaman muchos postores", respondió el ministro.

Agregó que el gobierno seguirá impulsando los concursos de los proyectos.

"La lección que uno puede llevar es que los procesos son complejos, especialmente cuando son hechos de manera integral, y por supuesto los retrasos en muchos de los proyectos tienden a aumentar los costos", anotó.