Buenos Aires. Los secretarios de Estado Débora Giorgi, de Industria, y Lino Barañao de Tecnología firmaron un acuerdo para crear un "espacio común que dinamice proyectos que generen y transfieran tecnología al sector industrial".

La herramienta permitirá articular los desarrollos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) con los del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), junto a otras herramientas de ambos ministerios, "para incrementar la competitividad en cadenas productivas mediante la provisión de soluciones innovadoras", se señaló en un comunicado oficial.

"La meta es articular políticas en búsqueda de agregar valor y transferir tecnología con el objetivo general de innovar en cada eslabón para una industria de calidad mundial", destacó la declaración.

Giorgi reiteró que "la incorporación de tecnología, innovación y diseño motorizan el aumento de competitividad en la industria para ofrecer hacia fuera el mejor producto o servicio y hacia adentro, generar trabajo digno y calificado".

Además, Industria inauguró la última semana el programa Incubar, que asiste empresas jóvenes a través del respaldo de incubadoras, segmento que incorpora tecnología y diseño y crea soluciones innovadoras, reseñó el ministerio.

Los funcionarios también firmaron un acuerdo para crear polos educativos específicos dentro de universidades de la provincia de Buenos Aires para que estudiantes de carreras de informática se desarrollen profesionalmente en empresas del sector.

El plan “La empresa informática va a la universidad” –del que participa además la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos- creará centros universitarios de trabajo para que los estudiantes trabajen en el ámbito de sus estudios con un régimen laboral compatible con sus obligaciones académicas e incorporando el aprendizaje trabajando en su especialidad.