Madrid. El gobierno español se mantiene en sus previsiones económicas y en su plan de reducción del déficit, a pesar de unas previsiones más pesimistas del Fondo Monetario Internacional, dijo la ministra de Economía, Elena Salgado.

"No tenemos un plan B porque estamos absolutamente convencidos del plan A", dijo Salgado al margen de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Señaló que España alcanzará su objetivo de reducir el déficit público hasta el 6% del producto interior bruto el próximo año, y añadió que la gran diferencia entre las previsiones del gobierno para 2011 y las previsiones del FMI no suponen ningún problema para lograr el objetivo. Tanto el gobierno como el FMI prevén que la economía española se contraiga 0,3% este año, principalmente por las medidas de austeridad. Sin embargo, para 2011 el gobierno prevé un crecimiento de 1,3%, mientras que el FMI espera un crecimiento de 0,7%.

Salgado señaló que los datos económicos existentes hasta el momento muestran que España va camino de alcanzar sus objetivos de reducción del déficit.

Indicó también que los diferenciales de la deuda de España se han comportado significativamente mejor que los de Portugal, Grecia e Irlanda en las últimas semanas, sugiriendo que eso es un signo de que los mercados están diferenciando de forma positiva España del grupo de países de la eurozona con más problemas de deuda soberana.