Berlín. El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, dijo este sábado que había límites en la ayuda económica que puede entregarse a Grecia y afirmó que el endeudado país no debería esperar recibir un nuevo rescate.

"No es responsable arrojar dinero a un agujero sin fondo", dijo Schaeuble en un acto del Gobierno en Berlín. "Ya no podemos crear un nuevo programa (de ayuda)", aseveró.

Puesto que Grecia sufre por su quinto año consecutivo de recesión y el descontento político está aumentando, el primer ministro Antonis Samaras desea suavizar el impacto en la sociedad de los recortes presupuestarios extendiendo el plazo para reducir el déficit exigido por los prestamistas internacionales

Se espera que Samaras reavive su propuesta para una extensión de dos años en los objetivos de recorte del déficit cuando se reúna con los líderes de Francia y Alemania la semana próxima.

Schaeuble también destacó que el euro es una moneda estable y dijo que actualmente la inflación era menor a cuando su país operaba con el marco alemán. Agregó que por el momento no había señales de una presión alcista sobre los precios.

El ministro rechazó además las demandas para financiar deuda estatal a través del Banco Central Europeo (BCE): "Si empezamos a hacer eso, no pararemos. Es como si uno tratara de resolver los problemas con drogas".

El BCE dijo previamente en el mes que podría reactivar su programa de compra de bonos soberanos para reducir los altísimos costos de endeudamiento de Italia y España.