Berlín. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo que Grecia no podrá regresar a los mercados de capital el próximo año y necesitaría una década para que su economía sea competitiva, de acuerdo a una entrevista con una revista publicada este sábado.

Schaeuble afirmó al semanario de negocios WirtschaftsWoche que estaba claro que "Grecia no podrá retornar a los mercados de capital en el 2012, tal como se pensó en el 2010".

"Grecia necesitará una década en lugar de un año para ser completamente competitiva", agregó el ministro del gobierno de centroderecha de la canciller Angela Merkel.

Ante la creciente ansiedad sobre una posible moratoria de la deuda soberana de Atenas, el jefe economista de la aseguradora alemana Allianz indicó que una quita mayor de los tenedores de bonos de Grecia sólo incrementaría el riesgo de un contagio a la zona euro.

"No creo que el momento sea adecuado para una reducción como esta", afirmó Michael Heise a una radio alemana, en respuesta a los reportes de medios griegos - negados por Atenas el viernes - de que una de las opciones evaluadas era una reestructuración ordenada con un 50 por ciento de pérdidas para los acreedores.

El economista dijo que un escenario de moratoria de este tipo crearía más problemas e incrementaría el riesgo de contagio a otros países de la zona euro, lo que generaría "una situación muy, muy grave".

Atenas negó los reportes aparecidos en dos diarios griegos de que el ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, propuso varias opciones a legisladores, incluyendo una rescate de Europa y el Fondo Monetario Internacional, una quita y una moratoria no estructurada de la deuda.

Merkel afirmó el viernes que un default griego "no es una opción para mí", puesto que el daño era "imposible de predecir".

Con la fuertemente endeudada Italia incrementando las preocupaciones en Europa, el ministro Schaeuble dijo en la entrevista que Italia era un "país fuerte con sólidos antecedentes económicos".

"Las deudas de Italia son manejables y el país podría volver al ruedo relativamente rápido", manifestó, agregando que la rebaja en la calificación de crédito para Roma por parte de la agencia Standard & Poor's podría ser beneficiosa al alentar a Italia para que "implemente las medidas ya tomadas de forma acelerada y urgente".