El secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, dijo que ese trabajo "define sus notas de forma subjetiva y no con datos concretos” de la economía.

Cuando la calificadora justifica la nota a un país por "institucionalidad", y no por los números macroeconómicos, "eso quiere decir que algo no está funcionando", sostuvo.

Lorenzino cruzó de esta forma el informe de la calificadora Fitch sobre la Argentina, que a sólo cuatro días antes de las elecciones calificó de "alto nivel de incertidumbre" de las políticas implementadas por el gobierno actual que, prevé, prevalecerá en las urnas.

El funcionario anticipó que el gobierno "va a continuar haciendo todo lo bueno que se hizo" en materia de políticas económicas.

En este sentido, enumeró las políticas que llevaron a un crecimiento económico de más de 8% de los últimos años, ponderó el superávit fiscal, el mantenimiento del tipo de cambio competitivo, la acumulación de reservas, la recuperación del empleo, las políticas de inclusión, entre otras.

Lorenzino expresó que “cuando esa calificadora dice que en el escenario post electoral no se van a cambiar las políticas", en realidad "se trata de un mensaje de tranquilidad" y "significa que estamos haciendo lo correcto”, destacó.

Lorenzino lo expresó en la noche del jueves al participar de los festejos por el 200º aniversario del sector asegurador argentino, acompañado por el titular de la cámara que nuclea a las empresas, Francisco Astelarra, y por autoridades de la Superintendencia.

Respecto al rol en general de las calificadoras de riesgo internacionales, el economista dijo que el sector asegurador debe “trabajar para reducir la dependencia que generan" ese tipo de informes en los mercados, tras recordar el discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el 2008, sobre el rol de las calificadoras de riesgo en la crisis internacional, y que fue recogido luego en el marco del foro del G-20 en el 2010.

Asimismo, Lorenzino destacó el rol de sector asegurador durante la salida de la crisis del 2001, y su apoyo al actual modelo económico, ya que "el sector cuenta con 55% de su cartera del inversiones totales en el sector público, y 85% están invertidos dentro del país", indicó.

Recordó también que en 2008 el sector se mostró dispuesto a "canjear deuda de corto plazo por largo plazo", como forma de contribuir a la política de desendeudamiento y de mejora del perfil de vencimientos.

"Tal vez el desafío sea que puedan pasar del 85% actual a llegar a invertir el 100% de su cartera, en el país", instó a los empresarios que brindaron por el bicentenario del sector.