Pasar al contenido principal
Ministro argentino: prioridades 2012 serán el crecimiento, la inclusión y el empleo
Lunes, Diciembre 19, 2011 - 17:36

El titular de Economía, Hernán Lorenzino, destacó la importancia de sostener el actual rumbo, y resaltó el impacto de la política de desendeudamiento en el marco de la crisis internacional.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, consideró "prioritario" que la Argentina "siga creciendo en forma sustentable, con inclusión social y creación de empleos", y consideró que el Presupuesto 2012 "es la herramienta adecuada a esos objetivos".

Al exponer en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Senadores, Lorenzino destacó además las metas de "mantenimiento de la estabilidad y los superávits gemelos (fiscal y comercial), así como de industrialización del país".

El ministro remarcó la importancia de sostener el actual rumbo, y resaltó el impacto de la política de desendeudamiento en el marco de la crisis internacional.

Para analizar el proyecto de Presupuesto que ya cuenta con media sanción de Diputados, Lorenzino fue acompañado por los secretarios de Hacienda, Juan Carlos Pezoa; y de Finanzas, Adrián Cosentino.

También asistieron a la reunión los secretarios del Ministerio de Planificación Roberto Baratta (de Coordinación); Daniel Cameron (de Energía); y Juan Pablo Schiavi (de Transporte).

Lorenzino dijo que el vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Industria y Empresa, Antonio Tajani, de visita en Buenos Aires, le transmitió esta mañana un panorama "bastante más crudo de lo que de uno percibe desde afuera", en cuanto a la situación de la UE "Al debilitamiento de las economías avanzadas se suma la incertidumbre sobre la sustentabilidad de las políticas para una salida futura y su impacto en la Argentina", dijo el ministro.

Agregó que "parece insuficiente" la coordinación entre los países de Europa, lo cual "afecta la probabilidad de encontrar una solución rápida a la crisis".

Lorenzino vinculó los problemas europeos al elevado endeudamiento y se manifestó preocupado por las políticas de ajuste y el retiro de las medidas de estímulo a la actividad económica.

El ministro trazó un cuadro diferenciado con lo que ocurre en ese terreno en los países emergentes y dijo que "las altas tasas de crecimiento en esos casos se apoyaron en mercados internos dinámicos y distribución del ingreso para impulsar el consumo".

También, subrayó, se aplicaron "políticas prudenciales en materia fiscal y monetaria y se movilizaron recursos propios para motorizar la inversión", dijo el titular del Palacio de Hacienda.

En el caso de la Argentina, señaló, esas políticas permitieron que el crecimiento acumulado en 2003-11 fuera de 94,3%.

Lorenzino diferenció, asimismo, los perfiles de deuda pública de los países europeos, que promedian 65% del producto bruto, frente a 40% de los emergentes y menos de 33% en nuestro país.

"Además, casi 53% de la deuda nacional es con el propio sector público y otro 8% con organismos multilaterales, lo cual implica un bajo riesgo de refinanciamiento", acotó el ministro.

Tras resaltar el bajo endeudamiento con el sector privado, Lorenzino recordó que en 2012 sólo deben afrontarse dos pagos importantes: el del Boden 2012, y el del cupón PBI, pese a lo cual se prevé reducir el stock de compromisos y el nivel de intereses.

El ministro puso de relieve también la búsqueda de nuevos mercados para las exportaciones argentinas, y en ese sentido ratificó la "asociación estratégica con Brasil".

La exposición fue continuada por preguntas que formularon los senadores radicales Laura Montero (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Eugenio Artaza (Corrientes).

En sus respuestas Lorenzino consideró un "acierto" la reorientación del comercio exterior, a la vista de los problemas que sufren los países avanzados.

Acotó que "lejos de primarizar exportaciones, se trabaja en la incorporación de valor agregado en los envíos, lo que permitirá el logro de mantener el superávit aún en medio de la crisis".

El ministro negó además que el país padezca de falta de "credibilidad", como lo muestra el nivel de inversión, tanto privada como pública, "inédito en la historia reciente".

En cuanto al financiamiento, Lorenzino dijo por último que "no se refrendarán los costos que quieren imponer las calificadoras de riesgo, que no se condicen con las variables económicas reales".

Autores

Télam