Santiago. La gran reforma tributaria que impulsa el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet no afectará a la pequeña y mediana empresa (pyme) de Chile, que emplea a casi el 80% de los trabajadores, afirmó este miércoles el ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

Arenas hizo estas declaraciones ante dirigentes de la Unión Nacional de Organizaciones Gremiales de Micro, Pequeña, Mediana Empresa y Empresarios, Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos de Chile (Unapyme), al igual que lo ha hecho en las últimas semanas con otras organizaciones sociales.

La medida, una de las más importantes del programa de gobierno de Bachelet, está dirigida a recaudar unos US$8.200 millones cada año para concretar la reforma a la Educación y apoyar otros programas sociales, con el fin de reducir la desigualdad en el país.

Arenas aseguró la pyme está protegida, al señalar que con esta iniciativa tributaria no pagarán más impuestos y que "quedarán exactamente igual o incluso mejor" que hasta ahora.

Las mayores críticas hacia la propuesta provienen de las grandes empresas, para las cuale se propone elevar los impuestos de 20% actual a 25%.

Según la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, la reforma tributaria sólo afectará a 1% de los chilenos, que son precisamente los más ricos, bajo la lógica de que "los que ganen más, deben aportar más al desarrollo del país".

El ministro Arenas explicó que la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y aprobó el proyecto de ley de esta reforma, lo cual consideró un gran paso.

La coalición oficialista, denominada Nueva Mayoría, cuenta con los votos necesarios no sólo en la Cámara de Diputados, sino también en el Senado, para que la medida pueda convertirse en ley en las próximas semanas.

Arenas señaló que entre los beneficios que el proyecto trae para la pyme está la introducción de un mecanismo de depreciación instantánea que permitirá rebajar su inversión de las utilidades una sola vez en un año, lo cual se extiende a bienes usados.

Además amplía el sistema simplificado de tributación para empresas de menores ventas establecido en artículo 14 de la Ley de Impuesto a la Renta, así como se establecerán reglas especiales para proteger a las más pequeñas.

Agregó que el proyecto aumentará el crédito para comprar un activo fijo de 4 a 6% para las micro y pequeñas empresas e introduce un cambio en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el cual beneficiará a ese sector, ya que las grandes empresas asumirán como sujeto pagador del tributo.

También sostuvo que la reforma no afectará a las pensiones de los trabajadores del sector pyme.

"Las cotizaciones en Chile hoy no pagan impuestos", afirmó Arenas al señalar que el real debate es el nivel de las pensiones que reciben los jubilados.

Arenas comentó que todavía circulan opiniones que no tienen que ver con el proyecto.

"Hay bastantes juicios que no tienen que ver con efectos de la reforma tributaria", precisó.

El funcionario criticó a la oposición de derecha, que pide diálogo "pero insólitamente se niega a la idea de legislar".

La derechista Unión Demócrata Independiente declaró que votará en contra del proyecto en el Congreso.

También han surgido críticas en la Nueva Mayoría, sin embargo el ministro de Hacienda consideró esta situación normal y comentó que al interior de su conglomerado se ha llevado adelante un sano debate "con altura de miras" que no pone en riesgo su apoyo al proyecto de reforma tributaria.

Respecto a los señalamientos en torno a las pensiones y una posible doble tributación, Arenas aseguró que el sistema no se verá modificado.