El ministro de Economía español, Luis de Guindos, considera que el futuro de España se presenta mucho mejor que hace un año.

Si se siguen eliminando las dudas sobre el futuro del euro y se valoran las reformas del Ejecutivo, la prima de riesgo española convergerá claramente por debajo de los 300 puntos y el año 2013 será un año positivo sin necesidad de hacer más ajustes pactados con la Unión Europea (UE), dijo este domingo el ministro, según la prensa local.

El titular de Economía español no cree que la corrupción esté perjudicando la imagen de España. Hoy por hoy "ni estamos más cerca ni más lejos de lo que se denominaba el rescate", porque "los fundamentos de la economía española son sólidos" y el Tesoro "podrá hacer frente a las volatilidades y las situaciones de incertidumbre que se puedan producir a corto plazo", puntualizó.

Asimismo, De Guindos señaló que sus estimaciones de caída de la economía española en 2013 (0,5 % del PIB) son más optimistas que las que ofrecen los organismos internacionales, y resaltó que el perfil del año en curso "va a ser positivo".

En relación al déficit, De Guindos aseguró que en 2013 se llevará a cabo una "importante" reducción adicional sobre el 6,7% con el que acabó 2012, pero indicó que para 2014 y 2015, "ya con crecimientos positivos", el gobierno español tiene prevista una bajada adicional del desequilibrio entre ingresos y gastos de las administraciones públicas.

Por último, valoró que la reducción de los desequilibrios, la situación de la banca española, y la mejora de la balanza de pagos son evidentemente "señales inequívocas" de noticias positivas sobre que la economía española "va en mejores condiciones de financiación que anticipan la futura recuperación".