Brasilia. Estados Unidos y otros países ricos están exigiendo concesiones irrazonables en las conversaciones de la Ronda de Doha sobre el comercio global, dijo este viernes el canciller de Brasil Antonio Patriota.

Los comentarios del alto funcionario se conocen en momentos en que se reanudan las negociaciones de la Ronda de Doha en la Organización Mundial de Comercio.

Brasil favorece la continuación de la Ronda de Doha sobre la base de un acuerdo preliminar que había acercado las negociaciones a un acuerdo final a mediados del 2008, pero rechaza exigencias respecto a que ahora los países en desarrollo deben realizar más concesiones, afirmó Patriota.

"Lo que no consideramos razonable es que los países desarrollados, particularmente Estados Unidos, exijan contribuciones adicionales a las previstas en el 2008", sostuvo el canciller brasileño.

Brasil aún seguirá negociando con buena fe, agregó.

El país sudamericano, en línea con su fuerte economía, se ha convertido en un actor clave en negociaciones globales de comercio en años recientes.

Como uno de los mayores exportadores agrícolas del mundo, Brasil ha tratado de lograr una postura en común entre países en vías de desarrollo.