El ministro de Comercio de Colombia, Sergio Díaz-Granados, advirtió que aún existen cerca de US$150 millones de deuda de importadores venezolanos que no tienen una definición precisa.

En entrevista concedida al diario bogotano El Tiempo, Díaz-Ganados señaló que el Gobierno venezolano reconoce deudas a los exportadores de su país por el orden de los US709 millones, de los cuales se han desembolsado US$365 millones, así como suministró la lista de las empresas a las que les han autorizado los pagos.

El ministro neogranadino señaló que gracias a este reconocimiento, los exportadores colombianos pueden hacer las gestiones de cobro a sus compradores en Venezuela por los US$344 millones restantes, pero aseguró que se ignora qué sucederá con los restantes US$150 millones.