Bogotá. Las exportaciones colombianas a Estados Unidos podrían alcanzar los US$50.000 millones anuales en los próximos cinco años y generar 300.000 nuevos empleos con el tratado de libre comercio aprobado el miércoles por el Congreso estadounidense, dijo el ministro de Comercio.

El acuerdo también podría atraer más inversiones y aportar entre medio y un punto porcentual adicional al crecimiento anual de la economía del país de 46 millones de habitantes, que exporta a Estados Unidos petróleo, carbón, café, flores, piedras preciosas, banano y confecciones, principalmente.

"El valor total de las exportaciones colombianas a Estados Unidos es cerca de US$17.000 millones, eso podría perfectamente triplicarse en los próximos cinco años", afirmó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados.

"Estamos hablando de más de US$50.000 millones al finalizar un periodo de cinco o seis años que es lo que creemos que va a terminar pasando", sostuvo el funcionario en una entrevista telefónica con Reuters.

El acuerdo comercial permaneció estancado más de cinco años a la espera de su ratificación por parte del Congreso de Estados Unidos, debido a la oposición de los demócratas que reclamaban garantías de seguridad para los sindicalistas colombianos por los asesinatos y amenazas de que son víctimas.

Díaz-Granados calificó la ratificación del tratado en el Congreso y su inminente sanción por parte del presidente Barack Obama como un acto de confianza y de respaldo a Colombia, que contribuirá a dinamizar su comercio y su estabilidad económica.

"Es un activo importante en la relación entre ambos países, es un acto de confianza en Colombia también, es un respaldo a lo que hemos hecho los colombianos en los últimos 10 años por mejorar nuestro país", declaró el funcionario.

"Es un activo importante en la relación entre ambos países, es un acto de confianza en Colombia también, es un respaldo a lo que hemos hecho los colombianos en los últimos 10 años por mejorar nuestro país", declaró el funcionario.

"La importancia del TLC (siglas de tratado de libre comercio) es que le va a dar a Colombia una mayor estabilidad, un mayor aporte de crecimiento económico, le va a permitir que el comercio exterior juegue su rol de antídoto contra las recesiones económicas, de antídoto contra la pobreza y de antídoto contra el desempleo", agregó.

"Eso le va a generar a Colombia por lo menos 300.000 empleos y le va a significar al país la oportunidad de tener un aumento en su inversión extranjera de manera importante", declaró el ministro.

Pese al optimismo del gobierno, sectores sindicales y líderes de la oposición sostienen que el acuerdo aumentará el desempleo y llevará a una profunda crisis a los productores de arroz y maíz, principalmente, por lo que se espera sea una fuerte competencia de los productos estadounidenses.

Gobierno defiende tratado

La implementación del tratado podría tardar entre 10 y 12 meses, de acuerdo con el ministro, y pondrá en la agenda de Bogotá y Washington el comercio como un tema principal.

Por años, la relación entre Estados Unidos y Colombia estuvo enfocada en el narcotráfico, la lucha contra las guerrillas izquierdistas y las bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha.

Estados Unidos es el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico y desde el año 2000 le ha entregado al país más de US$6.000 millones en equipo, asistencia militar y programas sociales para reducir los cultivos de hoja de coca y la producción de cocaína.

Díaz-Granados salió al paso a los críticos del tratado comercial con Estados Unidos que aseguran que generará desempleo en el país sudamericano y que golpeará duramente a algunos sectores como el agrícola.

El ministro aseguró que los dos países ganarán con más empleo y exportaciones y que el acuerdo pondrá a competir al sector productivo y exportador colombiano.

"El país tiene que estar preparado para la competencia, todos los sectores, y aquí nadie puede quedarse dormido en los laureles garantizándole que se le tiene el mercado de por vida", afirmó.

"Los mercados no funcionan así, funcionan con competencia y los empresarios saben que tienen que innovar permanentemente para sostenerse en sus empresas", declaró.

Colombia también logró en los últimos años acuerdos comerciales con la Unión Europea y Canadá, entre otros, como parte de su propósito de llegar a 1.400 millones de consumidores de manera estable, recordó Díaz-Granados.

Por su parte, el ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, dijo que el acuerdo comercial con Estados Unidos generará más confianza y estabilidad en las relaciones comerciales de los dos países.

El funcionario afirmó que también abrirá la posibilidad para que Colombia exporte biocombustibles a Estados Unidos, lo que contribuirá a diversificar las fuentes energéticas de la mayor economía del mundo.

"Seguramente vamos a ver incrementos importantes de inversión extranjera en Colombia, particularmente originada en Estados Unidos", afirmó.