Antalya. El ministro de Economía se refirió así a los acuerdos firmados para la construcción de la cuarta y quinta central nuclear en el país, con una inversión que rondará los 15.000 millones de dólares.

“Los acuerdos que acabamos de firmar tienen una importancia histórica. Entre ambos acuerdos estamos hablando financiamiento para obras por una cifra cercana a los 15.000 millones de dólares”, dijo Kicillof al finalizar el encuentro bilateral en el que se rubricaron los contratos, celebrado en el marco de la Cumbre del G20, en Antalya, Turquía.

Los acuerdos, firmados como parte de las relaciones estratégicas integrales que llevan adelante Argentina y la República Popular China, fueron refrendados por Kicillof; el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y el canciller Héctor Timerman.

Por el gobierno chino hizo lo propio el presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de la República Popular China, Xu Shi Shao.

El titular del Palacio de Hacienda destacó que “estos contratos en lo que respecta a la construcción de dos nuevas Centrales Nucleares, van a asegurar nuestro abastecimiento energético en el futuro”.

Además, el ministro hizo hincapié en que los convenios “son muy favorables” ya que “nos dan energía y nos dan competitividad”.

Kicillof destacó también que “estos contratos en lo que respecta a la construcción de dos nuevas Centrales Nucleares, van a asegurar nuestro abastecimiento energético en el futuro” y que “son muy favorables” ya que “nos dan energía y nos dan competitividad”.

“Estas son dos centrales que van a tener un componente nacional muy alto y todo lo que se ha realizado en estos doce años se va a capitalizar en los próximos avances en términos nucleares”, concluyó Kicillof.

El Ministerio de Economía precisó que ayer se firmó en Beijing con el banco ICBC los Términos de Referencia del financiamiento para la construcción de la cuarta central nuclear.

El financiamiento tiene un plazo de 18 años por un 85% del total del proyecto, a un costo financiero total menor al 6,5% anual.

El valor previsto para la Cuarta Central nuclear es de USD 5.994 millones, y tendrá un 62% de componentes de origen argentino y 38% de origen chino.

Especificaron además, que la central tendrá un reactor de agua pesada, fabricado con más de un 70% de componentes argentinos, lo que impulsará fuertemente la industria nacional.

El diseñador, arquitecto-ingeniero, constructor y operador de la futura central será Nucleoeléctrica Argentina (NASA).

De esta forma se aprovechará las capacidades locales que fueron recuperadas para la terminación de la Central Nuclear Néstor Kirchner.

Por su parte, la CNNC cooperará proveyendo equipos, componentes y servicios que resulten necesarios importar, además de materiales que requiera la industria argentina para fabricar localmente los componentes destinados al proyecto.