El ministro de Economía participará de la Asamblea del FMI y el BM en Tokio. Hernán Lorenzino partirá el lunes a Japón para participar de la cumbre, que tendrá como foco nuevamente la crisis internacional, en particular la que afecta a diversos países europeos.

Lorenzino, que viajará junto con el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, llegará a la capital nipona el miércoles, con una abultada agenda que comenzará con la reunión de ministros de Finanzas del G24, el foro de los países en desarrollo, en la que volverán a reclamar tener mayor voz y voto dentro de los organismos multilarales.

Es en este foro donde la Argentina logró colocar en abril último en la agenda el armado de un nuevo mecanismo para el tratamiento de la deuda soberana, punto en el que volverá a insistir también durante la reunión de ministros del del G20, que tendrá lugar un día después.

También serán parte de la delegación argentina Sergio Chodos y Guido Forcieri, que estrenarán el traje de directores por la Argentina ante el FMI y el Banco Mundial, respectivamente.

Lorenzino, Cosentino, Chodos y Forcieri formarán un frente compacto en la bilaterales con países y organismos, para defender la posición argentina en cuestiones relacionadas con las estadísticas del INDEC, el Club de París y las medidas aplicadas para defenderse del impacto de la crisis internacional.

Como en anteriores oportunidades, Argentina llevará una posición conjunta con Brasil, que también se vio obligada a tomar medidas para alentar la industria nacional en detrimento de la avalancha de los saldos de importaciones de los países desarrollados.

Por la noche del miércoles próximo, Lorenzino participará de la cena de trabajo de los países que conforman el G20, en la que están invitados ministros de Finanzas y titulares de bancos centrales, la titular del FMI, Cristine Lagarde, y el titular del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

Allí el funcionario volverá a cruzarse con su par español Luis de Guindos, quien acudirá en carácter de país invitado del G20, y con quien no se había visto tras la disputa que tuvieron en la reunión de primavera boreal del FMI en abril último, cuando el ministro argentino logró desarticular la queja española por YPF.

Durante el jueves se desarrollará la cumbre plenaria del G20, con la vista en las políticas implementadas por los bancos centrales de los países desarrollados, para brindar liquidez y calma en el mercado de deuda europeo.

Asimismo, continuarán con el mandato de los presidentes realizado en Los Cabos, quienes se pronunciaron a favor de la instrumentación de medidas destinadas a fomentar el crecimiento y el empleo, y acordaron elevar a 450.000 millones de dólares los recursos financieros con que cuenta el FMI para asistir a los países en crisis.

El viernes Lorenzino participará de la reunión plenaria del FMI, donde tendrá lugar la foto de familia, mientras que el sábado asistirá al Comité Monetario y Financiero del FMI y del Comité de Desarrollo del Banco Mundial.

Durante el evento se desarrollará también el tradicional desayuno que brinda el Departamento Occidental del FMI, con los países de la región. Tras la salida del chileno Nicolás Eyzaguirre, en julio último, quien ocupa el sillón hasta que se designe nuevo director es Saúl Lizondo.