Por el crecimiento constante de la economía, pese a la baja de los precios internacionales del petróleo y de los minerales, y gracias a un modelo económico propio que no siente la crisis, “Bolivia es una isla”, afirmó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce.

“Vamos a seguir creciendo, porque los precios internacionales ayudan, pero no son una condición suficiente ni necesaria; la condición suficiente y necesaria tiene que ver con que generemos recursos en Bolivia y se invierta en beneficio de los bolivianos; eso estamos haciendo, eso va a continuar y por eso es que hoy Bolivia se convierte en una isla”, aseveró Arce en entrevista con la radio estatal Patria Nueva.

El Ministro de Economía dio una larga explicación de los beneficios y la redistribución de los recursos en el nuevo Presupuesto General del Estado (PGE) 2015, así como las proyecciones y el porqué del crecimiento de la economía de 5,7% proyectado para este año y de 5,9% para 2015.

Crisis. Arce comparó la situación económica de los países vecinos que sienten los efectos de la crisis económica, que tiene como epicentro a Europa y Estados Unidos, con el caso boliviano, que no es el mismo. “Fíjese lo que pasa en Brasil, Argentina, Chile, Perú, Paraguay, hasta en Colombia se empiezan a sentir los efectos de la crisis y Bolivia es una isla, Bolivia sigue creciendo y no lo dice el Ministro de Economía, los organismos internacionales como la CEPAL, la CAF hablan de que Bolivia, este 2014, nuevamente, por segunda vez en menos de cuatro años, va a ser la primera economía de la región”, destacó la autoridad gubernamental.

La autoridad agregó que este crecimiento se da en el contexto de la caída de los precios internacionales, que también Bolivia la sufre, “pero la dinámica interna, el acelerador que tenemos en el consumo, en la inversión interna, es una herramienta mucho más poderosa por el crecimiento que estamos viendo en el país”.

“Ya no le hacemos caso al FMI (Fondo Monetario Internacional), nosotros hacemos las políticas económicas de forma soberana”, comentó Arce, en referencia a que en otros gobiernos ese organismo dictaba las políticas económicas.

El ministro de Economía destacó el modelo económico boliviano porque se basa en la recuperación de los recursos naturales, la nacionalización de las empresas, la generación de recursos de las empresas públicas y una buena política de recaudaciones.

“Lo que no entienden (los opinadores) es que detrás de este crecimiento económico no están los precios internacionales. Este modelo económico se sustenta en la recuperación de los recursos naturales para los bolivianos, ahí están las nacionalizaciones, donde se generan recursos económicos que son redistribuidos generando demanda interna, crecimiento del consumo e inversión, basados en el crecimiento de la economía boliviana y no basado en los precios internacionales”, dijo y ratificó que Bolivia seguirá creciendo.

Argentinos compran bolivianos. La buena estabilidad económica que se vive en el país dio lugar a que muchos ciudadanos argentinos compren el boliviano en las fronteras, como en Yacuiba, expresó el ministro de Economía, Luis Arce.

Fondo. “Ya no le hacemos caso al FMI (Fondo Monetario Internacional), nosotros hacemos las políticas económicas de forma soberana”, comentó Arce, en referencia a que en otros gobiernos ese organismo dictaba las políticas económicas.