Buenos Aires. El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, viaja a Estados Unidos para participar en la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial que se celebran hasta el próximo sábado en Washington, informaron fuentes oficiales.

Kicillof concurrirá a la reunión del FMI después de que el organismo internacional emitiera un duro informe sobre la situación económica de Argentina, que ha sido fuertemente criticado por el Ejecutivo de Cristina Fernández.

En dicho informe, difundido este martes, el FMI predijo una desaceleración económica en Argentina para 2014, con un crecimiento del 0,5% frente al 4,3% que registró el año pasado.

En rueda de prensa, el jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, descalificó hoy la valoración del organismo internacional por su "sesgo ideológico", y aseguró que no influye en la política económica del país.

"No le debemos un dólar por lo que no puede condicionar nuestra economía", dijo Capitanich quien acusó al organismo de haber generado "la peor crisis social y productiva de la historia" argentina con sus recomendaciones.

Durante su estancia en Washington, Kicillof intentará, además, buscar nuevas inversiones para el país y avanzar en las gestiones para llegar a un acuerdo definitivo con el Club de París sobre el pago de la deuda.