El ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, Luis Arce, dijo que el país mantiene sus indicadores de crecimiento sostenido, debido a la implementación de un modelo económico, social, comunitario y productivo, pese a la crisis internacional.

"Lo que quiere decir que la economía boliviana no está sintiendo tan gravemente el efecto de la crisis internacional, como estaba previsto por nosotros, es nuestro modelo que nos permite seguir enfrentando cualquier crisis", informó Arce en conferencia de prensa realizada en su despacho ministerial en La Paz.

"Nuestra dinámica para tener cada año uno de los mejores crecimientos de la región con el incremento cada año de la inversión pública para dinamizar la economía interna. Hemos tenido momentos complicados en el contexto internacional y Bolivia ha seguido creciendo", aseveró.

De acuerdo al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, en la gestión 2013 el país andino amazónico obtuvo el segundo lugar en crecimiento económico en Sudamérica al alcanzar una expansión del 6,8% y, en 2014 con un crecimiento del 5,5%.

Para este año el gobierno de Evo Morales estimó un crecimiento para la economía del 5%.

Arce manifestó que durante la gestión del presidente Morales no se descuidó el crecimiento de las exportaciones y se fortaleció el mercado interno que comprende un mayor consumo en servicios básicos, mayor inversión que genera mayor desarrollo del PIB.

Según Arce, el modelo aplicado por el gobierno de Morales desde 2006, incentiva la demanda interna y la redistribución de los ingresos, que en la actualidad son los motores de la economía boliviana.