Lima. El Perú tiene la fortaleza macroeconómica para fijar acciones de estímulo económico y la capacidad de poder inyectar recursos que sean efectivos en el corto plazo, a diferencia de otros países de América Latina, destacó el titular del Ministerio de Economía, Luis Miguel Castilla.

Precisó que las medidas extraordinarias para estimular la economía, dictadas por el Gobierno, suman más de un punto porcentual del producto bruto interno (PBI). “Esto permite asegurar que en el segundo semestre de este año se registrará el punto de inflexión con una política fiscal contracíclica.”

Con estas iniciativas, detalló, no se aumentan las fuentes de gasto público permanente sino se busca adelantar tramos de reformas que estaban previstas para los próximos meses, como la tercera etapa de modificas remunerativas a las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, que estaban previstas de ser implementadas en agosto.

Aseguró que al adelantar estas acciones, se inyectarán 500 millones de nuevos soles adicionales a la economía peruana.

Asimismo, Castilla dijo que los sectores de la construcción e inmobiliario pueden ser reactivadas con estas iniciativas, pues éstas pueden retomar sus altas tasas de crecimiento.

En el caso del rubro inmobiliario se otorga una serie de beneficios tributarios, que fueron efectivos en 1999, que es el régimen de depreciación excepcional en la que se incrementa la tasa de 5% a 20%.

“Esto significa que las empresas contarán con mayor liquidez de tal manera que podrán descontar un monto más alto del impuesto a la renta, lo que le otorga liquidez para seguir invirtiendo. Las empresas inmobiliarias pueden beneficiarse hasta 2016.”

Por el lado de la demanda, precisó que se potenciarán los programas del Fondo Mivivienda con la ampliación de recursos para llegar a segmentos de menores recursos e intermedios.

También se trabaja, agregó, en los trámites para poder agilizar las habilitaciones urbanas para edificaciones. “En este punto se le otorga al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento la facultad para que pueda agilizar los procesos y reducir los costos de habilitación a valor arancelario y no a valor de mercado como el fijado por la mayoría municipalidades.”

Castilla anunció también que se modificará la ley de facilitación de comercio exterior, debido a la falta de información de los pago y roles que tienen los operadores que están en la cadena logística.

“Lo que se busca es que haya una mayor predictibilidad y transparencia que redunde en competencia, vale decir que se le está dando una capacidad sancionadora al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) en caso que los agentes involucrados en el comercio exterior no publiquen o definan con claridad qué costos le corresponde a la naviera o al dueño de la carga.”