Madrid. El ministro de Economía, Luis de Guindos, rechazó este sábado cualquier precipitación relacionada con una posible petición de rescate de la economía española, aunque el viernes, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, reconociese que hay conversaciones informales en torno a ese hipotético rescate.

Precisamente en Roma, donde se reunió el viernes el jefe del Ejecutivo español con el primer ministro italiano, Mario Monti, Rajoy se refirió sin demasiados detalles a esas conversaciones en torno el rescate, pero en la jornada de hoy sábado, el titular de Economía indicó "que el gobierno hará lo que tenga que hacer, sin precipitarse", en cuanto al posible rescate.

Al mismo tiempo, de Guindos insistió este sábado en que "mucho más importante que el rescate es cumplir con el déficit público y aprobar una amplia agenda de reformas".

También se refirió a las declaraciones del ministro alemán de Finanzas al comentar que "España no necesita ninguna asistencia financiera". Sobre el asunto de la ayuda bancaria, el ministro español señaló que "no se trata de rescatar a España, sino de defender el proyecto europeo".

Asimismo, puntualizó que "lo que es bueno para España lo es para el conjunto de la zona euro".

Por último, el ministro de Economía negó que el gobierno español esté planeando sortear ese posible rescate mediante la utilización del remanente de alrededor de 40.000 millones de euros de la ya aprobada ayuda al sistema bancario español. Es decir, de Guindos descarta usar el dinero del rescate del sistema bancario para estabilizar la economía, en declaraciones recogidas este sábado en las ediciones digitales de la prensa nacional.