Berlín. La economía alemana habría sido golpeada más duramente por la crisis financiera mundial si no usara el euro, informó este viernes el ministro de Finanzas de ese país, Wolfgang Schaeuble.

Schaeuble dijo que, más que perjudicarla, el euro beneficia a la economía alemana y la posición fiscal estatal, mientras defendía en un discurso ante el parlamento los presupuestos para 2011.

Según los planes del Gobierno para reducir el déficit en 80.000 millones de euros hasta 2014, se introducirán medidas de austeridad por valor de 11.200 millones de euros en 2011.