París. Francia considera que el Banco Central Europeo debe actuar como prestamista de última instancia para detener el contagio en la zona euro de la crisis de deuda, pero la oposición alemana y los tratados de la Unión Europea se lo impiden, dijo el miércoles el ministro de Finanzas galo, François Baroin.

"Siempre hemos considerado (...) que un banco central es responsable de sostener la actividad económica en su zona de competencia", expresó Baroin en una conferencia, y agregó que la Reserva Federal estadounidense, el banco central suizo y el Banco de Inglaterra han desempeñado ese papel durante la crisis.

"La mejor respuesta para evitar el contagio en países como España e Italia es, desde el punto de vista francés, una intervención (o) la posibilidad de una intervención o el anuncio de una intervención de un prestamista de último recurso, que sería el Banco Central Europeo", expresó Baroin.

"Hoy, eso no es posible por dos razones", añadió. "Los tratados europeos no lo permiten y Alemania (...) no quiere", puntualizó.